GOLF

El golf es un deporte que se realiza al aire libre, para poder jugar se necesitan una bola pequeña de material duro y palos que son especiales para esta actividad.

Cada competidor tiene como objetivo ir avanzando la bola con los menos golpes posibles por el campo de juego; conocido como recorrido.

El origen del golf es discutido puesto que algunos creen que se originó en los Países Bajos y otros afirman que es el descendiente de un juego que practicaban los romanos. El golf de la manera en que lo conocemos hoy se originó en Escocia en los siglos XIV y XV.

El recorrido se divide en 18 hoyos, estos pueden tener una longitud entre 90 y 550 metros. Cada uno de estos hoyos tiene un punto de salida y un agujero en el cual debe entrar la bola, este tiene 10 centímetros de profundidad y 10,8 cm de diámetro.

En el recorrido existen obstáculos, de manera que el jugador debe tener cuidado de que la bola no caiga en ellos. Los obstáculos pueden ser: zonas de hierba, trampas de arena, zanjas y lugares con agua.

En el juego hay golpes especiales de los cuales nombraremos tres que son el putt, el drive y el approach y para cada golpe existe un palo adecuado. Normalmente se usan 14 palos que son de dos tipos, las maderas y los hierros. Los primeros tienen cabeza de madera y los segundos de acero forjado y suelen estar cromados. Los palos se distinguen por números y existen algunos que tienen nombre como se usaba antiguamente.

En el golf hay dos tipos de competiciones; el juego por hoyos y el juego por golpes.

.