La Columna Vertebral

Un Servicio de La Red Hispana

Los Cincuenta: la edad mágica

Por Karina Flores-Hurley

¿Tiene 50 años o más? Esta pregunta es cada vez más común. Y no es sólo para obtener descuentos. El cumplir los 50 años significa entrar en una etapa de la vida que requiere de mucha disciplina, sobre todo en el área de la salud.

El cáncer de colon cobra la vida de 157 mil personas en los Estados Unidos cada año y, en el 95% de los casos, éste se presenta después de los 50 años de edad. Es por ello que el doctor Elmer Huerta, cancerólogo, se refiere a esta etapa como ‘la edad mágica’. “La persona que llega a los 50 años, a manera de regalo de cumpleaños, debe visitar al doctor para que le haga un chequeo de detección temprana del cáncer de colon”, nos dice.

¿Pero qué es exactamente el colon? Se ha vuelto un término tan común, que a estas alturas hasta nos da vergüenza preguntar para qué sirve. Se trata del intestino grueso, la última parte del aparato digestivo. Recordemos que los alimentos que consumimos deben atravesar un ‘viaje’ a través de nuestro cuerpo. La primera parada es el esófago; a este le sigue el estómago, donde mezclan los alimentos. Luego de la absorción de los alimentos, éstos pasan al intestino delgado para, finalmente, llegar al intestino grueso o colon, el cual presenta una longitud de un metro y medio de largo.

Según un estudio de la Universidad de San Antonio, en Tejas, los hispanos sufren de cáncer de colon cinco años antes que el resto de la población. Además, en el 32 por ciento de estos casos, el cáncer se registra en una etapa muy avanzada.

De acuerdo a este mismo estudio, en los hispanos la enfermedad se presentó en una edad promedio de 53 años, a comparación de 58 años entre los blancos no hispanos. Además, el 32 por ciento de los casos de cáncer de colon en los hispanos se presentaron en edad muy avanzada, comparado sólo con el 18 por ciento de la población anglosajona. “Eso indica que nuestra comunidad está yendo demasiado tarde al doctor” explica Huerta.

Una vez más, los factores que ponen en mayor riesgo a nuestra comunidad son las barreras del idioma, la falta de información disponible sobre esta enfermedad y la costumbre de asistir al médico sólo cuando nos sentimos mal. 

Hay otras maneras de prevenir el cáncer colorrectal. Nuevamente, la alimentación saludable y la actividad física diaria son el mejor remedio de combate. Y cuanto más temprano empecemos, mejor. El doctor Huerta se refiere específicamente a la forma en que comemos. “Se puede comer de todo pero en porciones pequeñas. No empanzarse y preferir las frutas y los vegetales a los alimentos animales” explica. Además, asegura que el ejercicio por al menos media hora diaria ha demostrado ser una forma de prevención de este tipo de cáncer.

Finalmente, no espere tener síntomas para ir al doctor. “El cáncer del colon y del recto no presenta síntomas” aclara Huerta. Ya lo sabe, si tiene la edad mágica, infórmese sobre el cáncer de colon y hágase el examen de detección.

Para información y servicios de referido llame a la línea de ayuda de la Fundación Self Reliance o visite el portal de Internet www.cancer.org