NIMIA, la única asociación de intérpretes médicos en el estado de Indiana.

Por Hugo Rodriguez.

Northern Indiana Medical Interterpreters Association, NIMIA por sus siglas en inglés, es la Asociación de Intérpretes Médicos del Norte de Indiana fundada en South Bend hace 5 años. Los comienzos, como todo comienzo, son difíciles, y para NIMIA no ha sido la excepción. Sólo hasta ahora, 5 años después, se puede decir que esta organización ha empezado a crecer lentamente pero con firmes propósitos, pues su fundadora María Schwieter, enfermera de profesión por más de 20 años, y con amplia experiencia en el área de la salud, ha puesto su empeño y capacidad profesional en sacar adelante esta organización junto con un, ya numeroso, grupo de personas interesadas en este proyecto.

Misión: promover la capacitación formal para educar intérpretes médicos; desarrollar estándares de práctica que incluyan criterios de ejecución y evaluación; promover el reconocimiento de acreditar la certificación para intérpretes médicos; todos estos elementos conducentes a profesionalizar la actividad de interpretación médica, pues ya es conocido por nuestra comunidad que la gran mayoría de las interpretaciones médicas en español están siendo provistas por miembros de la familia, principalmente niños; por vecinos; por personas conocidas en la comunidad; por empleados de centros de salud, que no tienen el conocimiento técnico que el área de la medicina exige, y que carecen de las técnicas propias de la interpretación.

En varios casos, ese tipo de asistencia por parte de intérpretes sin capacitación ha ocasionado información errónea en el diagnóstico y tratamiento de los pacientes y ha generado que las enfermedades se prolonguen; además de otra serie de implicaciones legales y sociales.

El uso de intérpretes médicos profesionales busca prevenir errores, suministrar el mejor cuidado posible, asegurar un resultado médico positivo que sirva para un diagnóstico y tratamiento efectivos, asegurar una comunicación exacta entre paciente y proveedor de salud y, finalmente, la ley exige que se debe utilizar un intérprete capacitado.

La Ley de Derechos Civiles de 1964, Título VI, establece que todos los proveedores de salud, a saber: cualquier agencia local o estatal, organización o institución privada, o cualquier individuo del sector público o privado que (1) ofrezca, suministre o provea actividades y programas de servicio social y de salud, y (2) reciba asistencia federal del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EEUU, directa o indirectamente, a través de otra entidad beneficiaria/receptora, se les prohíbe ejecutar sus programas, actividades y servicios de manera que sometan a alguna persona o clases de personas a discriminación con respecto al país de origen...

En el ámbito del servicio de salud, una causa frecuente de discriminación, con relación al país de origen, se presenta en el uso de métodos no efectivos de comunicación entre los proveedores en cuidados de salud de habla inglesa y aquellas personas que tienen un manejo limitado en el uso del idioma inglés.

Los proveedores de salud tienen dos maneras principales de proveer servicios de lenguaje: oral y escrito (interpretación y traducción respectivamente). Sin importar el tipo de servicio del lenguaje que se ofrezca, la calidad y la exactitud con que se preste ese servicio es crítica para evitar consecuencias serias contra la persona que tiene un uso limitado del manejo del inglés, así como también del proveedor de salud.

Lo invitamos a que se una a nuestra organización, mayores informes al 574-234-9994.