Pide EU apoyo al sector turístico para la reforma migratoria

Pidió apoyo al sector turístico el secretario de Comercio de Estados Unidos, Carlos Gutiérrez, respecto de la legislación que ofrecería la ciudadanía a millones de indocumentados.

“Este es probablemente el asunto nacional más importante de nuestros tiempos”, dijo Gutiérrez.

La reforma de inmigración puede dar a Estados Unidos una ventaja competitiva con una mejoría de la economía y el suministro de una fuerza laboral que pueda apoyar las pensiones de los jubilados, explicó el alto funcionario, quien emigró de Cuba con su familia cuando tenía 6 años.

Los diversos proyectos de ley sobre la inmigración presentados ante el Congreso han desatado grandes manifestaciones callejeras y generado divisiones en los partidos políticos.

La Cámara de Representantes aprobó en diciembre una iniciativa de ley que convertiría a los inmigrantes indocumentados en delincuentes y autorizaría la construcción de vallas en 1,100 kilómetros de la frontera con México.

Un proyecto de ley presentado al Senado permite a los inmigrantes con más de cinco años en Estados Unidos solicitar la ciudadanía sin salir del país.

De acuerdo con la propuesta senatorial, los inmigrantes con una estadía de dos a cinco años deberían acudir a un cruce fronterizo con la posibilidad de regresar pronto como trabajadores legales temporales.

Un programa de trabajadores temporales que dé alguna calidad legal a los inmigrantes indocumentados “proporciona una forma sensible y legal de conjuntar trabajadores extranjeros dispuestos con empleadores estadounidenses dispuestos que no pueden encontrar estadounidenses para hacer el trabajo”, dijo Gutiérrez sobre la propuesta apoyada por el presidente George W. Bush.

“Lo que he descrito no es la ciudadanía automática, sino que ofrezca una manera legal para que [los indocumentados] salgan de las sombras”, manifestó.

La Asociación de la Industria de Viajes no tiene planes para tomar una posición sobre la legislación migratoria, dijo el presidente y principal ejecutivo de la organización, Roger Dow.

El empresario precisó que la entidad a su cargo tomaría en consideración a las asociaciones de hoteleros y restauranteros para apoyar la reforma migratoria.

 

Más indocumentados pagan impuestos cada año

Los inmigrantes indocumentados sí pagan impuestos federales, de acuerdo con el Servicio de Rentas Internas, y la cifra de Números de Identificación del Contribuyente (ITIN), que utilizan indocumentados para declarar al fisco, supera actualmente los 9 millones.

“Creo que hay un error (en la suposición de que los indocumentados no pagan impuestos federales) porque sí pagan” dijo a EFE Irma Treviño, vocera del Servicio de Rentas Internas (IRS) para la región central.

La idea de que los indocumentados son una carga para los contribuyentes estadounidenses porque no pagan impuestos es uno de los baluartes que esgrimen grupos anti-inmigrantes, tal como declaró el abogado Adan Vega, miembro de la Asociación de Abogados de Inmigración en un reciente foro sobre el tema llevado a cabo en la Universidad de Rice en Houston.

El otorgamiento de ITIN por el IRS, sin embargo, da una medida de la participación de los indocumentados en las declaraciones federales de impuestos, pues son ellos los que mayormente usan este tipo de identificación, aunque no los únicos casos, para propósitos fiscales.

Durante el 2005 el IRS procesó 750 mil 160 nuevas aplicaciones para la obtención de ITIN con formularios W-7, que fueron emitidos junto con declaraciones de impuestos del año fiscal 2004, según datos proporcionados por esa agencia gubernamental.

Treviño explicó que a esa cifra “habría que agregarle los 8.000.317 ITIN asignados previamente por el IRS desde 1996, de acuerdo con el último reporte de conteo disponible, obtenido de la base de datos de esa agencia, a inicios de 2005.

Varias informaciones de prensa han sugerido, de acuerdo con el pulso de preparadores de impuestos, que este año más indocumentados habrían declarado con la esperanza de que las discusiones actuales sobre la reforma migratoria les conduzcan a la legalización.

Algunas propuestas de reforma migratoria en el Senado consideran que estar al día con los impuestos es una de las posibles condiciones que tendrían que cumplir los indocumentados para aspirar a una normalización de su estatus en el país.

Si este año se comportó con la misma tendencia, la cantidad de nuevas solicitudes de ITIN superaría las más de 750 mil aplicaciones del pasado año, elevando la cifra total de estos números individuales a cerca de los 10 millones actualmente.

 

Explotan sexualmente a mujeres migrantes

Desde las chozas de Tegucigalpa y los barrios de Ciudad de México, mujeres y niñas, algunas de apenas 14 años, llegan al estado de New Jersey con la promesa de atender mesas en bares y restaurantes.

Lo que consiguen, dicen los fiscales, es ser sometidas a la esclavitud en burdeles o clubes.

La negativa a someterse se paga con palizas, o algo peor.

La detención reciente de 66 personas involucradas en una banda que traía mexicanos a Estados Unidos y tal vez sometía a las mujeres a la prostitución fue uno de los casos de tráfico humano más grandes de los últimos años en New Jersey.

Las autoridades dicen que New Jersey y la inmigración ilegal son la pareja ideal para el tráfico de sexo: las mujeres, vulnerables, debido a su situación inmigratoria, no denunciarán sus casos a la policía, y la diversidad étnica de los barrios facilita el ocultamiento de los traficantes y sus víctimas.

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el tráfico humano es un negocio que mueve millones de dólares en el mundo. Se estima que entre 45 mil y 50 mil mujeres y niños por año son introducidos ilegalmente en EU para trabajar como prostitutas o sirvientes.

 

URGE QUE LOS HISPANOS RADICADOS EN CANADA SE CUENTEN EN EL CENSO 2006 ANTES DEL 16 DE MAYO

El censo 2001 reporto 213,000 hispanos en Canadá. El  Congreso Hispano Canadiense (CHC)   impugnó esos números y pidió una rectificación a Estadísticas Canadá, quién acordó reconsiderar la cifra inicial, quedando finalmente un número aproximado a los 530,000 Hispanos, cifra que no representa nuestra realidad demográfica en este país. Porque los números reflejan la fuerza social, económica y política de una comunidad es fundamental que los Hispanos radicados en Canadá se cuenten en el Censo 2006, asegurándose de marcar muy claramente que el idioma que hablan es el castellano o “Spanish” y el país de origen. Igual de importante es elevar nuestras voces contra el hecho de que Estadísticas Canadá haya entregado el contrato de la conducción del Censo 2006 a Lockheed Martin, la compañía militar Americana más grande del mundo. Por esto, en la última pagina del Censo, sección “Comments” deben escribir: “We are counting ourselves in. However, we protest Statistic´s Canada use of Lockheed Martin to conduct Canada´s Census 2006”. El Censo 2006 puede completarse electrónicamente en: www.census2006.ca Si tienen preguntas sobre el Censo pueden llamar sin costo al 1-877-594-2006.

 

¿Qué rumbo tomar luego de las protestas?

Un día después de que más de un millón de inmigrantes y sus simpatizantes protestaron en todo el país, algunos activistas consideran que los mensajes diversos de la jornada evidencian la necesidad de establecer un frente unificado y de que el movimiento tenga un líder.

“Necesitamos organizar a esta masa. El marchar no es suficiente”, consideró Armando Navarro, coordinador de una organización del sur de California que ayudó a planear la marcha-boicot del lunes. “Necesitamos dirigir este poder”.

Unas 400,000 personas marcharon en Chicago y otras tantas lo hicieron en Los Ángeles. Sin embargo, hubo menos de 10,000 manifestantes en otras ciudades, incluidas Dallas, Atlanta y Phoenix, que tienen grandes poblaciones de hispanos.

Muchos organizadores llevaron adelante sus planes para las protestas del 1 de mayo, aunque ningún grupo específico estuvo al frente, por lo que no hubo un plan unificador. Además, hubo señales contradictorias de varios líderes, quienes preguntaban si un boicot que afectara la economía podía ser más nocivo que benéfico.

En Los Ángeles, el cardenal católico Roger Mahony, quien ha sido una de las voces principales en favor de los inmigrantes, instó a los estudiantes a no faltar a la escuela por la protesta y pidió a los adultos que no se arriesgaran a perder sus empleos.

En Atlanta, las radiodifusoras en español que promovieron el mes pasado una marcha, a la que asistieron 50,000 personas, no participaron en los planes para la protesta del lunes. Teodoro Maus, uno de los principales organizadores de la marcha de abril, instó en cambio sólo a un boicot, al considerar que la marcha “le restaba impacto” al ausentismo laboral.

Sin embargo, los organizadores en Atlanta aseguraron que su boicot económico fue un éxito, al señalar que derivó en que los establecimientos de cadenas como Wal-Mart quedaran vacíos.

Incluso los líderes individuales en el tema de la reforma se muestran divididos sobre cuál sería la mejor forma de mantener el impacto causado por las protestas.

Una iniciativa aprobada por la Cámara de Representantes consideraría a los inmigrantes ilegales como autores de un delito grave, mientras que una iniciativa del Senado les permitiría solicitar la ciudadanía si han permanecido más de cinco años en el país.

 

Hay 43 millones de latinos en EU

Los latinos en Estados Unidos sumaban 42.7 millones de habitantes en julio de 2005. Así lo establece un estudio de estimaciones de población dado a conocer por la Oficina del Censo.

De julio de 2004 a julio de 2005, dice el estudio, la población latina creció en 1.3 millones, eso es casi la mitad del total de crecimiento de población en el país. Es decir, de los 2.8 millones de nuevos residentes estadounidenses, 49 % correspondió a los latinos.

Esos 1.3 millones de nuevos latinos representan un aumento del 3.3% cada año en todo el país. En este sentido, los latinos vienen a representar el grupo étnico de más alto incremento demográfico y, por consiguiente, continúa siendo la minoría más grande y de más rápido aumento.

De los nuevos latinos en Estados Unidos, se estima que 800 mil son la consecuencia natural de nacimientos menos defunciones y 500 mil por la inmigración.

Para el director de la Oficina del Censo, Louis Kincannon, las cifras obtenidas a mitad de década ofrecen evidencia adicional del incremento de la diversidad de población en el país.

La segunda minoría más grande la representa la comunidad afroamericana, que de julio de 2004 a julio de 2005 creció en 1.3% para llegar a constituir 39.7 millones de habitantes. Luego le siguen los asiáticos con un crecimiento anual cercano al 3% para alcanzar los 14.4 millones.

Más abajo están los indios americanos o nativos que suman 4.5 millones y luego los nativos de las islas del Pacífico y Hawaii con 990 mil habitantes en total.

La raza mayoritaria del país son los blancos anglosajones que en julio del año pasado eran 198.4 millones de habitantes.

Datos generales

* Hay 36.8 millones de habitantes mayores de 65 años que representan el 12% de la población.

* Los mayores de 85 años superan los cinco millones.

* La fuerza laboral en 2005 era de 186.2 millones de trabajadores, el 63% de la población.

*Los menores de 5 años en el país se estima en los 20.3 millones.

* La población infantil de entre 5 y 13 años superaba en 2005 los 36 millones.

* Los adolescentes de 14 a 17 años eran poco más de 17 millones.

 

Villaraigosa apoya propuesta Kennedy

El alcalde angelino, Antonio Villaraigosa, dio su espaldarazo a la reforma migratoria integral por la que aboga el senador demócrata de Massachusetts, Edward Kennedy, en una reunión que sostuvo con el legislador. Mientras tanto, Kennedy y el líder de la mayoría republicana del Senado, Bill Frist, coincidieron ­por separado­ en que sería a mediados de mayo que la Cámara Alta retome el debate migratorio aunque ninguna de las partes dio clara señal de que se haya registrado progreso en las negociaciones sobre potenciales enmiendas y protecciones al lenguaje base en la conciliación con la Cámara Baja.

Entre tanto, el presidente George W. Bush encabezó la celebración anual del Cinco de Mayo en la Casa Blanca y también indicó que “la reforma migratoria tiene que ser integral porque todos los elementos de este problema deben abordarse juntos o ninguno será resuelto”.

“Los estadounidenses deben conducir este debate con dignidad ... Deben recordar que somos una nación de inmigrantes”, declaró Bush aunque recalcó la responsabilidad de los inmigrantes de integrarse al país y aprender inglés.

Por su parte, Villaraigosa indicó que “obviamente estoy aquí porque quiero apoyar al senador Kennedy y su propuesta migratoria”. “Es una propuesta que dice que tenemos que fortalecer nuestras fronteras, aplicar nuestras leyes migratorias, pero también tener una avenida para la ciudadanía para los inmigrantes que están aquí. En vez de criminalizar a 12 millones de personas, tenemos que integrarlos en nuestra sociedad”, dijo el alcalde de Los Ángeles. Kennedy es el coautor de una propuesta de legalización ganada que a su vez fue base del llamado lenguaje Martínez/Hagel de legalización ganada que se descarriló en el Senado semanas atrás.

Kennedy, por su parte, tuvo palabras de elogio para el alcalde quien es, dijo, “un líder para el futuro y para el presente”.

Villaraigosa dijo que Kennedy es su héroe y que lo ha sido por años y agregó que también hablaron de otros temas que son de valor para el senador, como la educación.

La visita de Villaraigosa se produce en momentos en que los líderes republicano y demócrata del Senado intentan salir del punto muerto del debate migratorio con miras a reanudarlo a mediados de mes y completarlo a fines de mes.

Sin embargo, al cierre seguían las diferencias en torno a la cifra y el contenido de las enmiendas que se someterán al lenguaje que se acordó hace más de tres semanas y las protecciones al proyecto que resulte durante el proceso de conciliación con la Cámara de Representantes que aprobó la HR4437.

 

América Latina vivió fuerte el primero de mayo

Cientos de miles de trabajadores salieron el lunes primero de mayo a las calles de las principales ciudades de América Latina, para conmemorar el Día Internacional del Trabajo, con diferentes demandas que iban desde el rechazo a un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, a la política migratoria estadounidense y en reclamo de aumentos salariales.

En Brasil, Sao Paulo fue escenario de dos multitudinarias marchas, con un millón de personas, respectivamente, una a favor y otra en contra del gobierno del presidente, Luiz Inacio Lula da Silva.

La opositora Fuerza Sindical abrió su acto con críticas a la política económica de Lula, con una condena a las altas tasas de interés y la elevada carga impositiva.

En Venezuela, miles de trabajadores opositores y simpatizantes del presidente Hugo Chávez marcharon divididos en Caracas, en una medición de fuerzas, a ocho meses de celebrarse las elecciones presidenciales, en las que el gobernante aspira a la re-elección.

La marcha oficialista, dirigida por la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), hizo planteamientos relacionados con la defensa de la soberanía y “las agresiones imperialistas” de Estados Unidos contra Venezuela, y contra el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

Esta marcha reunió a manifestantes que apoyaron también la re-elección de Chávez y su propuesta de socialismo del siglo XXI.

En contraparte, la movilización opositora, con una participación menor, hizo reclamos al gobierno para que enfrente la inseguridad ciudadana, el desempleo y el respeto a las libertades públicas.

Además, denunció la “insuficiencia” del nuevo aumento al salario mínimo y pidió la excarcelación del presidente de la Central de Trabajadores de Venezuela (CTV), Carlos Ortega.

Con un rechazo al TLC con Estados Unidos, a la petrolera Oxy y la política migratoria de ese país, los ecuatorianos participaron en una manifestación organizada por las centrales obreras.

Los paraguayos marcharon en Asunción contra “la política económica hambreadora” del gobierno del presidente Nicanor Duarte; mientras en Argentina, desocupados, estudiantes y partidos de izquierda convocaron a un acto en la Plaza de Mayo bajo las consignas: “que se rompa el techo salarial” y “basta de trabajo en negro (informal)”.

Pero donde estalló la violencia fue en Chile, cuando grupos de encapuchados, desprendidos de una marcha de 10 mil manifestantes que demandaban “más democracia y justicia social”, derribaron las barreras que cerraban el acceso al palacio presidencial de La Moneda.

Los disturbios culminaron con al menos 30 detenidos y opacaron el mensaje reivindicativo de los líderes sindicales, luego de que los activistas lanzaran piedras contra vitrinas de comercios y la policía los reprimiera con chorros de agua y gases lacrimógenos.

La razón principal de las marchas en Colombia, fue el rechazo a la relección del presidente Alvaro Uribe y al TLC con EU, así como a los actos violentos que han ocurrido, principalmente contra la oposición, y la crisis laboral en el país.

También en Centroamérica hubo marchas: en Honduras, El Salvador y Guatemala se lanzaron consignas contra la política migratoria de Estados Unidos, en tanto que en Costa Rica y Panamá rechazaron el TLC.

 

CON DIVISIONES, ARRANCA LA CUMBRE DE JEFES DE ESTADO

Polarizados y divididos, con cuentas pendientes y con el riesgo latente de una confrontación de alto nivel como la ocurrida en Mar del Plata el año pasado, los líderes de medio centenar de países de América Latina y la Unión Europea buscarán relanzar su “relación estratégica”, al dar inicio la cuarta cumbre de jefes de Estado de ambos bloques, en Austria. Desde hoy y hasta el viernes, con la meta de dar un nuevo soplo de vida al diálogo entre ambas regiones, una pléyade de gobernantes convergerá en Viena, en la que será la continuación de la cumbre de Guadalajara de 2004 “Es una ocasión única para hablarnos francamente”, celebró en Bruselas la Comisión Europea. “Estamos listos para mejorar el diálogo político con Latinoamérica”.

 

NCLR SE UNE A LA “WE ARE AMERICA ALLIANCE”

El Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en inglés)- la organización nacional más grande de apoyo y defensa de derechos civiles de hispanos en Estados Unidos- anunció su participación en la We Are America Alliance (en español, Alianza Somos América).

We Are America- una alianza a nivel nacional conformada por organizaciones comunitarias, laborales, locales, estatales, nacionales y para inmigrantes- se lanzó esta semana para promover una reforma de inmigración integral. “Estamos orgullosos de la manera pacífica y eficaz en la cual las comunidades inmigrantes se han movilizado durante las últimas semanas. Igualmente, nos sentimos especialmente orgullosos de los líderes locales que trabajaron árduamente para que estos eventos se hayan realizado. Le brindamos nuestro apoyo a las voces inmigrantes que abogan por estos temas críticos. También nos comprometemos a asegurar que las mismas se sigan escuchando en meses venideros”, afirmó Janet Murguía, presidenta de NCLR.

NCLR ha colaborado estrechamente con el New American Opportunity Campaign y la Coalition for Comprehensive Immigration Reform, los cuales tomaron parte en la creación de la nueva alianza. La nueva iniciativa de NCLR, “LEAP to Action” (en español, Salto a la Acción), es una de las maneras en la cual NCLR contribuirá a la labor de We Are America.

“LEAP to Action” es un proyecto de movilización para votantes que unirá esfuerzos con organizaciones comunitarias en 15 estados para incrementar la participación cívica de los latinos a través de inscripciones para votantes y de naturalización, entre otras actividades, concentrándose en los votantes hispanos jóvenes. “Creemos que la comunidad inmigrante y latina son agentes de cambio que ayudan a forjar el país de manera que sea un mejor lugar para todos. Nos da mucho orgullo unir esfuerzos con los miembros de otros grupos que trabajan para incrementar la participación de los inmigrantes en esta gran democracia”, concluyó Murguía.

 

Reportan comparativo de EU y otras naciones sobre leyes migratorias

El denominado proyecto Sensenbrenner, el HR4437, que criminaliza a los indocumentados y a quienes los asistan, ha sido el motor de una movilización nacional en pos de una reforma migratoria integral. Sin embargo, ahora su autor cita un reporte que concluye que en otras naciones, incluyendo México, las penas por la presencia sin documentos, la entrada sin documentos o el uso de documentación falsa son tan o mucho más severas que lo propuesto por su medida.

El congresista F. James Sensenbrenner, republicano de Wisconsin y presidente del Panel Judicial de la Cámara de Representantes, presentó el reporte en momentos en que trata de definirse cuándo y cómo el Senado retomará el debate migratorio y qué protecciones tendrá el proyecto del Senado durante el proceso de conciliación con el HR4437 de la Cámara Baja. En este organismo los líderes republicanos argumentan que la seguridad fronteriza y la severidad de leyes en el interior del país deben tener prioridad sobre mecanismos de legalización o programas de trabajadores temporales.

El estudio, titulado Sanciones de Leyes Inmigratorias y Aplicación de Leyes en Naciones Extranjeras, evalúa las políticas migratorias en México, Brasil, Egipto, Japón, Suecia y Suiza. Fue elaborado por el Law Library of Congress y las naciones se eligieron para proveer un grupo diverso racial y, geográficamente hablando, “para fines comparativos con Estados Unidos”.

Según el estudio, en México, por ejemplo, la presencia en el país sin documentos se castiga con hasta seis años de cárcel. En Estados Unidos la presencia ilegal es una ofensa civil y el proyecto HR4437 lo hace un delito grave, aunque los líderes republicanos de ambas cámaras indicaron semanas atrás que garantizarán que sea un delito menor con un castigo de hasta seis meses de cárcel.

El estudio agrega que México posee también las penas más severas contra quienes ingresen ilegalmente al país, sobre todo repetidamente. La primera vez el castigo es de hasta dos años de cárcel, y quienes sean capturados repitiendo la ofensa enfrentan una pena máxima de 10 años de prisión.

Finalmente, el informe indica que México también ofrece penas severas por conducta fraudulenta relacionada con la inmigración. Por ejemplo, hay una pena de dos a seis años de cárcel por proveer información falsa a las autoridades; hasta cinco años de prisión por mentir sobre su situación migratoria, y una pena máxima de cinco años por matrimonio fraudulento con fines migratorios.

 

Rice habla de asociaciones con AL para “mejores oportunidades”

Estados Unidos desea ser “socio para la creación de mejores oportunidades” en Latinoamérica sin mirar la procedencia ideológica, de izquierda o derecha, de los gobiernos, declaró la secretaria de Estado, Condoleeza Rice.

Indicó que el libre comercio es el instrumento más viable de esa cooperación, un tema en el cual el presidente uruguayo Tabaré Vázquez, de tendencia izquierdista, fue el más reciente gobernante regional en demostrar interés durante su visita a Washington.

“Estados Unidos no tiene un precio ideológico para su apoyo”, dijo. “Lo que nos importa es que el gobierno haya sido elegido democráticamente, que gobierne democráticamente y esté cumpliendo con su pueblo”.

Rice formuló sus comentarios ante más de 120 estudiantes hispanos, empresarios y diplomáticos de Estados Unidos y países latinoamericanos reunidos en una conferencia llamada Espacio USA: Vanguardia Latina 2006, con los auspicios del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otras organizaciones.

Aclaró que “no estamos hablando de un hemisferio democrático en el papel, sino de un verdadero hemisferio democrático en el cual las personas tienen libertad de decir lo que piensan y de asociarse libremente”.

Rice admitió que en estos días “tenemos un problema” en la región debido a que las democracias que siguieron a gobiernos dictatoriales hasta los 80 “han tenido dificultades para cumplir con sus pueblos y los pueblos se están impacientando”.

Dijo, sin mencionar a país alguno, que trabajará más estrechamente con Luis Alberto Moreno, el presidente del BID, en la atención de esos temas, porque “Estados Unidos quiere ser un socio en la creación de mejores oportunidades para Latinoamérica”.

“Creemos en el libre comercio en el hemisferio”, agregó. “Hemos firmado tratados con varios países, como Perú, Colombia, Chile y Centroamérica, porque creemos que así se ayuda a crear empleos”.

 

UNA ALIANZA PARA EL FUTURO

Imaginen el potencial de una asociación formada por 58 Estados soberanos, con una población de más de mil millones de habitantes, que representan más de 25% del PIB mundial. La relación estratégica entre la Unión Europea, América Latina y el Caribe dispone de ese potencial y en la Cumbre de Jefes de Estado que se celebra en Viena tendremos la oportunidad de poder definir el futuro de esa dinámica Asociación. Desde que, en 1999, se inició en Río de Janeiro el proceso de nuestras cumbres regionales, la asociación ha experimentado un progreso constante e intensificado la cooperación en una amplia gama de ámbitos tanto comerciales como políticos. La UE es el segundo socio comercial más importante, la mayor fuente de inversión extranjera directa y la principal fuente de asistencia a la cooperación y al desarrollo en la región.

 

Impulsa Minuteman campaña para militarizar la frontera

La organización Minuteman inició una caravana por 12 estados del país con el fin de explicar a los estadounidenses la importancia de reforzar la seguridad en las fronteras del país, pero fueron despedidos con un “KKK, regresen a su casa” por parte de un grupo de residentes, en su mayoría afroamericanos, que dijeron no compartir sus posturas.

Los cerca de 20 miembros de los Minutemen que se disponían a dar su discurso en el parque Leimert, al suroeste de Los Ángeles, fueron recibidos y despedidos por un grupo que calificó como extremistas sus posturas.

En todo momento sus gritos distrajeron a los miembros de Minuteman de su agenda.

Jim Gilchrist, fundador de esta organización antiinmigrante, no pudo evitar dirigirse a los comentarios que desde el otro lado de la banqueta lo invitaban a que abandonara la comunidad y se fuera a su casa. “Este país es mi hogar, si no quieren que estemos aquí, entonces vamos a ver quiénes son los racistas”.

Además, el activista con aspiraciones políticas calificó como una invasión el hecho de que, según él, “30 millones” de indocumentados se encuentran en este país. Aseguró: “Cuando tienes a millones de personas marchando con la bandera de México por las principales ciudades de la nación, eso es un acto de invasión”.

Gilchrist abordó el autobús e inició un recorrido que lo llevará por 10 días a 13 ciudades en todo Estados Unidos, donde colectará firmas para llevar sus peticiones al Congreso estadounidense.

Algunas de sus peticiones son la militarización de la frontera, penalizar a los empleadores que contraten personas sin documentos legales para estar en el país y reconocer a los Minuteman como una agrupación civil de voluntarios pacifistas.

En el grupo antiinmigrante se alcanzaban a distinguir varios afroamericanos que confirmaron que su comunidad era una de las más afectadas con el flujo de la inmigración indocumentada, porque, según ellos, ahora muchos de sus jóvenes ya no podían obtener trabajo si no hablaban español y de paso, aseguraron, se devaluaban los salarios.

Najee Ali, otro activista afroamericano indicó que era una falta de respeto que organizaciones extremistas llegaran a lo que se considera el alma y corazón de la comunidad afroamericana a promover movimientos racistas.

“Nosotros ­la comunidad afroamericana­ no compartimos los puntos de vista de los Minutemen y mucho menos cuando tratan de dividir a dos comunidades que han vivido bajo la opresión del sistema. Ted Hayes está confundido y lo están utilizando, pero él no representa el sentir de la comunidad