EL TABLERO Y LAS PIEZAS
Los tableros y las piezas del popular juego de ajedrez vienen en diferentes formas, tamaños, colores y materiales, no importa el diseño de las mismas siempre y cuando el peón, que es la pieza más pequeña, quepa acostado en una casilla del tablero.

El tablero de este juego que es de dos colores (uno claro y uno oscuro) debe tener 64 casillas iguales. Este juego consta de 32 piezas, 16 blancas (o cualquier color claro) y 16 negras (o cualquier color oscuro). El tipo de tablero más común es el Staunton, el que todos alguna vez han visto, con piezas blancas y negras, del tamaño y forma más comunes.

Como se mencionó anteriormente, este juego puede tener diversas figuras, en la actualidad los encontramos en el mercado con figuras de caricaturas o personajes animados que son del gusto de los pequeños, de marfil, de vidrio, ónix, plata, madera, etc. Las 16 piezas de cada color deben estar distribuidas de la siguiente manera:

1 rey (King): es la pieza más importante del juego, debe ir colocado en la casilla que está junto a la dama.

1 dama (Queen): es la pieza más poderosa, esta se coloca en la casilla central que tenga el mismo color que ella. (dama blanca en casilla blanca, dama negra en casilla negra).

2 alfiles (Bishops): representan a los asesores religiosos del rey van colocados uno al lado de la dama y otro al lado del rey.

2 caballos (Knights): representan a los caballeros que luchaban por el rey. Van colocados junto a los alfiles.

2 torres (Rooks): nos indican en refugio, el hogar del rey, van colocadas una en cada orilla del tablero.

8 peones (Pawns): colocados al frente de cada una de las piezas anteriores, son los representantes del pueblo, de los obreros.

En competencias y en algunos partidos amistosos se utiliza un pequeño reloj, en cual se le da el tiempo necesario a cada movimiento, para evitar hacer las partidas eternas.


Lupita una mujer mexicana aprendió a jugar ajedrez desde que tenía cinco años, cuando era una adolescente. Entre los 11 y los 15 años tuvo la oportunidad de asistir a varias competencias en este deporte. Dejó el ajedrez por algún tiempo, puesto que no era un deporte muy conocido y tampoco tenía la difusión ni audiencia que tiene actualmente.

Hace cinco años su pequeño hijo de sólo 3 años de edad en ese entonces, se acercó a ella un día que jugaba una partida con su esposo y le empezó a hacer preguntas sobre este juego. Ella le explicó todo lo relacionado con el juego a lo cual el pequeño prestó mucha atención. A los cuatro años de edad el pequeño ya jugaba una partida completa, debido al interés de su pequeño hijo, Lupita decide involucrase nuevamente en este deporte, para lo cual toma cursos de actualización que le han servido para dedicarse a la enseñanza del mismo. En la comunidad donde viven existen varios pequeños que toman clases para aprender estrategias de juego en el ajedrez, las cuales han aprendido muy bien y las han aplicado en las partidas que juegan pues se han convertido en ganadores a nivel nacional y mundial. Su pequeño hijo Dámaso quien a sus escasos ocho años ha participado en diversos torneos donde ha obtenido excelentes resultados es su orgullo y motivo para involucrase cada día más en el mundo que este deporte implica. Dedicación, responsabilidad, paciencia y concentración son algunas de las cualidades con las que Lupita describe a su pequeño hijo y a ella misma, quien también ha participado en diferentes competencias obteniendo resultados satisfactorios.