Cumbre de los Pueblos denuncia fracaso del neoliberalismo

Comenzó el martes 13 de mayo, en Lima, la Cumbre de los Pueblos “Enlazando Alternativas 3”, que reúne a movimientos y organizaciones sociales de los países latinoamericanos y de la Unión Europea. El auditorio de la Universidad Nacional de Ingeniería, donde se realiza el encuentro, quedó pequeño para los tres mil participantes.

En la disertación de apertura, la coordinadora general de la Cumbre, Rosa Guillén, dijo que el espacio del encuentro propone la construcción de alternativas al neoliberalismo, de modo que sea posible la construcción de un mundo nuevo sustentado en la solidaridad, en la justicia y en la paz. “El neoliberalismo trajo más hambre, alimenta asimetrías existentes entre ambos continentes y provoca guerras”, agregó la coordinadora.

Las diferencias entre los países ricos y pobres, agravadas por este modelo político-económico, quedan evidenciadas en la actual crisis alimentaria que enfrentan los países pobres, pues las multinacionales -cuyos oligopolios generaron esta crisis- y la especulación de mercado sólo lucran con el problema. Por eso, también durante la apertura, Francisca Rodríguez, de Vía Campesina Internacional, pidió el fin de la producción de biocombustibles, que provoca el alza de los precios de los alimentos en el mundo.

El primer día de la Cumbre fue una muestra de los grandes problemas que enfrentan los latinoamericanos.

Así, se criticaron los acuerdos de libre comercio entre América Latina y la Unión Europea; el consenso de Bruselas, señalado como reflejo de la neocolonización; la criminalización de la protesta social y la presencia de las empresas de minería, que están afectando al medio ambiente, especialmente en Perú y Ecuador.

En ese sentido, Mario Palacios, de la Confederación Nacional de Comunidades Afectadas por la Minería (CONACAMI), de Perú, pidió “el reconocimiento de la deuda histórica, social y ambiental que Europa tiene con los pueblos originarios de América Latina y del Caribe”. La exigencia es parte de la declaración de la Cumbre Continental Indígena.

El mismo día se realizó la primera sesión del Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP). En el banquillo de los acusados estuvo el caso Majaz. La programación del día terminó con un acto cultural, con el cantante andino Manuelcha Prado, bancas de sicuris y José Ordaz, intérprete de la trova cubana.

El segundo día, la programación comenzó con el TPP. Fueron juzgados casos de empresas cuyos modelos de desarrollo saquean los recursos naturales y los bienes comunes, como Botnia-Ence, Skanska y Thyssen Krupp-Vale do Rio Doce. La actividad fue propuesta por Rosa Luxemburg Stiftung, Attac Argentina, Redes, PACS y Federación de Pescadores (FAPESCA).

Ese segundo día estuvo marcado además, durante la tarde, por innumerables foros. Los participantes debatieron acerca de la lucha contra dictadores y empresas transnacionales y los impactos de los acuerdos con la Unión Europea, entre otros temas. Las mujeres propusieron una discusión sobre la tiranía del libre comercio, en la cual también criticaron los acuerdos de asociación económica con la Unión Europea.

En un foro en el que participaron Ibase, Articulación Feminista Mercosur, Network Institute for Global Democratización, Programa Democracia y Transformación Global, y Transnational Institute se discutió la programación del “Forum Social Mundial de Belem 2009: Desafiando Imperios”.

La Cumbre puede ser seguida, en vivo, por todo el mundo. Los interesados pueden tener acceso a través de la página de la Cumbre de los Pueblos: http://www.forumderadios.fm.

Con informaciones de la Agencia Servindi