Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Mayo 5, 2009.

Los auténticos piratas de los mares

Por José Carlos García Fajardo

La FAO alerta de que el 80% de los caladeros mundiales está sobreexplotado; el 30% de las especies marinas están por debajo del límite biológico de seguridad, y cada día crece el temor de que no puedan regenerarse. En pocos años, los mares quedarán esquilmados y desaparecerá el sector pesquero como agente económico, como ya ha sucedido con los caladeros europeos.

Debido al agotamiento de la pesca en las costas europeas, las flotas de ese continente fueron en busca de ricos caladeros de África, Latinoamérica y Asia. En muchos países se sirvieron de gobernantes sin escrúpulos, de la falta de medios para defender la pesca en sus aguas, o de falsas empresas mixtas que esquilmaban sus riquezas y se servían de una mano de obra explotada y que viven como exiliados en sus propios mares.

No se han respetado las vedas, ni los tamaños, ni sus migraciones, ni la regeneración de los espacios naturales. Hemos arrasado allá por donde hemos pasado. Ahora todos se echan las manos a la cabeza mientras las grandes potencias envían sus flotas de guerra para proteger a los corsarios de nuestro tiempo: las flotas pesqueras que esquilman desde hace décadas las aguas de Somalia bajo la farsa de que están en “aguas internacionales”.

Hay pruebas de que han faenado en las cercanías del litoral africano. Los modernos piratas han invadido y esquilmado aprovechándose de la falta de gobiernos y de administraciones eficaces en esos países.

La Comisión Europea pretende atajar un problema derivado de una flota pesquera con exceso de capacidad, unos recursos pesqueros cada vez más reducidos y una enorme demanda. Y no se les ocurre más que crear un sistema de derechos de pesca transferibles, como ha sucedido con la contaminación, como si existiera un derecho a contaminar y a mercadear con esas cuotas de muerte.

Ahora pretenden potenciar la acuicultura para mantener el ecosistema marino y una actividad de la que dependen millones de empleos en la Unión Europea. ¿Acaso los naturales de esos países esquilmados no tienen derechos? Nadie justifica los crímenes de esos piratas actuales que se aprovechan del desastre. Pero es preciso buscar las causas de esa situación antes de anatematizarlos. Enviamos a los soldados para combatir a los piratas de turno, olvidando a los auténticos corsarios al servicio de los intereses de siempre. ¿No habría otro destino más justo y seguro para ese ingente dinero empleado en la custodia de unos buques? Los romanos no tenían ejércitos en todo el imperio sino a otros pueblos con los que se habían hecho amigos.


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces