Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Mayo 18, 2010

Investigan las causas de la desaparición de las abejas

Motivada por el desconcertante problema del colapso de colonias de abejas, Gretchen LeBuhn, bióloga de la Universidad del Estado de San Francisco, reunió a miles de aficionados para tratar de comprender el fenómeno. El objetivo es restablecer la población de abejas con ayuda de los llamados "ciudadanos científicos".

Los apicultores comerciales descubrieron en 2006 que sus colmenas desaparecían. Entre el 50 y el 60% de sus abejas morían o las obreras abandonaban las larvas. No se sabe con exactitud cuál es la causa de la desaparición de las colonias, pero hay indicios de que las abejas son víctimas de las vicisitudes de la vida moderna. El estrés ambiental puede interferir con la disciplinada vida de las colmenas, combinado con químicos nocivos.

El Great Sunflower Project (Proyecto Girasol) surgió de la frustración de LeBuhn por la falta de abejas en su jardín, en las afueras de la occidental ciudad estadounidense de San Francisco. La especialista se propuso mejorar el equilibrio biológico de su casa y contribuir a la ciencia.

LeBuhn envía paquetes de semillas de girasol a personas interesadas en cultivarlos. Es una planta resistente que crece en América del Norte y, lo más importante, es "muy atractiva para las abejas", explicó. Los voluntarios realizan observaciones de su jardín o de su huerta y de la actividad de las abejas cuando las plantas florecen. Luego envían sus registros a LeBuhn. Unas 55,000 personas en todo el país y de provincias canadienses participaron en 2009. Este año se espera que aumente la cantidad de voluntarios.

Hay unas 1,500 especies de abejas autóctonas en California, y quizá unas 2,500 más en el resto del continente. Pueden ser de unos pocos milímetros o llegar a tener el tamaño de los abejorros. El propósito del estudio es conocer la vida de las abejas mediante un mapeo de la variedad de especies en Canadá y Estados Unidos, una tarea imposible sin ayuda de ciudadanos aficionados. Es importante saber cuál es su hábitat preferido.

El inconveniente es que la "gente teme señalar que no hay abejas", explicó LeBuhn. "Los voluntarios creen que hicieron algo mal porque no entienden la importancia del cero en la ciencia", explicó.

Los datos del estudio servirán para implementar una estrategia efectiva que contribuya a preservar a las abejas autóctonas y fomentar la propagación de plantas polinizadoras que son beneficiosas para ellas.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces