Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Mayo 17, 2011

Illinois muestra cómo aplicar el sentido común a la política migratoria

El estado de Illinois lideró a los estados y al gobierno federal tomando posturas de sentido común en el tema migratorio. El estado tomó un importante paso hacia una política migratoria sensible ofreciendo un ejemplo de cómo otros estados pueden actuar mientras el Congreso finalmente compone el sistema mediante una reforma migratoria.

El gobernador de Illinois, el demócrata Pat Quinn, envió una carta al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunciando que su estado dejará de participar en el inefectivo programa de Comunidades Seguras el mismo día en que el Senado estatal aprobó por mayoría abrumadora la versión estatal del DREAM Act.

Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, declaró que “en una acción que debería poner sobre aviso a los legisladores en Washington, el estado de Illinois ha dado dos pasos firmes para restaurar el sentido común y la racionalidad al debate migratorio.  Del mismo modo que no tiene sentido obligar a la policía a participar de un programa que dificulta su trabajo a la vez que separa familias, tampoco tiene sentido para el estado cerrar las puertas de la oportunidad a jóvenes talentosos que son estadounidenses en todo el sentido de la palabra excepto por el documento que lo compruebe”.

En su carta,  el gobernador Quinn señaló que a pesar de que se supone que el programa remueve a criminales peligrosos, “más del 30% de los deportados de Estados Unidos bajo el programa de Comunidades Seguras nunca han sido convictos de ningún delito, mucho menos uno serio”. Agregó que “de hecho, según datos del propio ICE, menos del 20% de los que han sido deportados de Illinois bajo el programa han sido convictos de un delito serio”.

El gobernador Quinn no está solo en el cuestionamiento del programa. Recientemente,  los legisladores demócratas Bob Menéndez, senador de Nueva Jersey, y Zoe Lofgren, congresista de California, solicitaron  que se investigue la forma en que el gobierno federal ha manejado el programa. Asimismo, un creciente número de condados, ciudades y departamentos de policía han expresado preocupación por el daño que el programa está provocando en los esfuerzos de mantener la seguridad de las comunidades.

La decisión de Illinois se produce mientras la Cámara de Representantes estatal planifica considerar un proyecto de ley que permite a los condados retirarse del acuerdo estatal.  California también considera un proyecto de ley similar, la Ley TRUST, que permite que los gobiernos locales se retiren del programa de Comunidades Seguras y fija lineamientos para las ciudades que decidan participar

El alguacil de San Francisco, Michael Hennessey, escribió en el San Francisco Chronicle, que  “mi principal crítica a Comunidades Seguras es que es demasiado amplio y toma las huellas dactilares de todo el que no haya nacido en Estados Unidos aunque no suponga un riesgo criminal. No me parece que una persona deba ser deportada por una infracción de tránsito o por operar un carrito tamales en Mission”.

Por otra parte,  el DREAM Act de Illinois fue aprobado en el Senado estatal en votación 45-11 con el apoyo de todos los senadores demócratas y de 11 republicanos.

La legislación establecería una comisión estatal para distribuir becas privadamente financiadas a hasta a 95,000 hijos de indocumentados. La medida pasa ahora a la Cámara Baja estatal.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces