Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Mayo 1, 2012

Bolivia: el Tipnis en el centro de la lucha

El parque nacional Tipnis, epicentro de un enfrentamiento entre el presidente boliviano, Evo Morales, e indígenas de la Amazonía, es la “Tierra prometida” que los nativos de esa zona defienden como espacio propio. El Tipnis, con una extensión de 1.2 millones de hectáreas, se halla en el centro de Bolivia, entre los departamentos de Cochabamba y Beni. Allí viven 14,000 indígenas de las etnias moxeña, yuracaré y chimán.

“Es nuestro espacio de vida. Es un territorio que nos ha costado lucha y sacrificio”, dijo el líder indígena Adolfo Moye, moxeño de 32 años, sobre el lugar al que llegaron sus antepasados tras años de exploración.

Tras ser evangelizados por misioneros jesuitas, y cansados de sufrir abusos de blancos y mestizos que colonizaron esa región, los nativos escenificaron su propia búsqueda de la “Tierra Prometida”, como en las historias bíblicas que escucharon, explica Moye. El lugar elegido fue bautizado “Loma Santa”, por estar en una zona donde hay altitudes propicias para cultivos, en medio de llanuras bajas habitualmente inundadas.

Desde 1990 se llama oficialmente Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), y saltó en 2011 a las portadas de la prensa internacional por la lucha de sus habitantes contra la carretera que promueve Morales, financia Brasil y partirá en dos esa reserva ecológica.

El territorio adquirió el estatus de Parque Nacional y Territorio Indígena tras una primera caminata de nativos que subieron de la Amazonía a La Paz en 1990, ante las primeras invasiones de campesinos, ganaderos y madereros. Fue su primera travesía hasta los Andes, en la que recorrieron más de 500 kilómetros pasando por puertos de montaña de 5,000 metros de altitud.

Informes oficiales han identificado en el Tipnis 714 especies de fauna y unas 3,000 de flora. Otros estudios detallan 108 especies de mamíferos, 470 de aves, 39 de reptiles, 53 de anfibios y 188 de peces y mamíferos nadadores como el delfín rosado, en riesgo de extinción, según datos citados por la Fundación Tierra.

La biodiversidad es favorecida por 170 lagunas y las diversas altitudes del parque, desde los 180 metros en que se encuentran los ríos Isiboro y Sécure y los 3,000 de las serranías subandinas.

Los amazónicos y el gobierno polemizan sobre si ese territorio con forma de un triángulo invertido, y desconocido por casi todos los bolivianos, es en gran parte virgen o no, en medio de la pelea para rechazar o justificar la carretera.

Los indígenas acusan a Morales, de origen aimara, de querer la carretera para facilitar las exportaciones de Brasil a través de Bolivia y para permitir asentamientos de productores de coca, materia prima de la cocaína. Y, además, para abrir las puertas a la exploración y explotación de hidrocarburos.

Morales niega las acusaciones y dice que la carretera permitirá la integración de Bolivia, pero Moye replica que la política “desarrollista” del mandatario choca con la forma de vida de los indígenas y pone en riesgo la existencia de su cultura.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces