Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Mayo 15, 2012

‘Las empresas que roban nuestras tierras cultivan café y fruta en ellas’

El 17 de abril se celebró el Día Internacional de las Luchas Campesinas. Ese aniversario recuerda la matanza de 19 dirigentes campesinos del Movimiento de los Sin Tierra de Brasil que en 1996 fueron masacrados por la policía en connivencia con los terratenientes de la región de Eldorado dos Carajás.

Hoy esa lucha se extiende a otro continente, África. El acaparamiento de tierras por parte de multinacionales, fondos de inversión y países ricos que compran inmensas extensiones de tierra cultivable a los gobiernos africanos, está llevando el hambre a numerosas regiones de este continente rico en recursos naturales.

El 15 de febrero la ONU hizo un llamamiento para tratar de paliar el hambre en la zona africana de El Sahel. Al igual que en la anterior petición de ayuda de la Agencia de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para paliar la hambruna de 10 millones de personas en el Cuerno de África, estos organismos evitan explicar las verdaderas causas del hambre.

En su informe de 2010, la FAO asegura que al menos 925 mil millones de personas sufren hambruna permanente. Mientras, el Banco Mundial (BM) reconoce que 47 millones de hectáreas de tierras se han vendido en todo el mundo, de las cuales 30 millones corresponden a África, aunque admite que la cifra es más elevada.

Uganda es uno de los países más afectados. Situado en el centro oriental de África, con 32 millones de habitantes, más del 80% dependen de la tierra. Allí las multinacionales se han hecho con gran cantidad de tierras para el monocultivo de café y fruta. Mientras, la población rural ha sido desplazada de sus tierras. Janet Mary Akiteng Oliso es una dirigente campesina que lucha por la tierra.

¿Cómo se defienden contra el expolio de sus tierras?

Nuestra lucha es para poder cultivar nuestras tierras, nuestros alimentos y poder comer. Hace algunos años estábamos en campos de refugiados y además habíamos sufrido el robo de nuestro ganado, nuestra fuente de subsistencia. Ahora, estamos tratando de volver a cultivar la tierra con nuestras propias manos y no estamos de acuerdo con las ayudas que nos llegan de semillas mejoradas y transgénicas.

Muchos campesinas y campesinos están perdiendo sus tierras.

Sí. Las familias no tienen registradas sus propiedades porque la tierra pasa de padres a hijos, es una costumbre. Aprovechándose de esta circunstancia, el Gobierno vende las tierras a las multinacionales. Entonces, las familias de campesinos se ven obligadas a desplazarse y son expulsadas a los suburbios de las ciudades. Los que permanecen en las zonas rurales están condenados a vivir en los márgenes de los latifundios en los bosques y montañas, en tierras no cultivables, y se convierten en mano de obra barata de esas empresas, en los terrenos que antes les pertenecían a ellos.

¿Cómo dan a conocer a las comunidades está situación?

Estamos trabajando con las comunidades, informando de lo que está pasando. Visitamos otras regiones aún no afectadas para que las familias empiecen a arreglar sus papeles, porque muchas de las personas no tienen títulos de la tierra. Prevenimos a las comunidades para que vayan a registrar sus tierras. Están destruyendo hasta los mercados locales porque casi no tenemos alimentos para vender.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces