Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Mayo 20, 2014

Las denuncias de abuso por parte de Agentes Fronterizos rara vez resultan en acción

Un nuevo informe del American Immigration Council revela la notoria falta de rendición de cuentas y transparencia que afectan a la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos y su agencia matriz, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés). El informe, titulado “Sin Acción: Falta de Rendición de Cuentas por parte de la CBP en Respuesta a las Denuncias de Abuso”, analiza datos sobre la forma en que la CBP trata las quejas por abusos supuestamente perpetrados por agentes de la Patrulla Fronteriza. Lo que se observa claramente es que la mayoría de las denuncias terminan de la misma manera: “sin medidas adoptadas” en contra de los agentes acusados de cometer abusos. Dado el historial de la Patrulla Fronteriza en materia de prácticas de abuso, es poco probable que muchos de estos casos carezcan de fundamento.

Los datos, que el American Immigration Council obtuvo a través de una petición en el marco de la Ley de Libertad de Información (FOIA, por su sigla en inglés), abarcan 809 denuncias de presuntos abusos radicadas contra agentes de la Patrulla Fronteriza entre enero de 2009 y enero de 2012. “Abuso físico” es la razón más frecuentemente alegada en las quejas, representando un 40 por ciento de todos los casos, seguida por “uso excesivo de la fuerza” (38 por ciento). Entre las 809 quejas formales presentadas contra la agencia, 472 (58.3 por ciento) resultaron en la “no toma de ninguna acción”, mientras que el 40 por ciento de las quejas (324) todavía se estaba investigando cuando el Immigration Council recibió los datos en respuesta a la solicitud FOIA. Seis denuncias resultaron en “orientación psicológica”, dos casos derivaron en procedimientos judiciales contra el autor, dos tuvieron como consecuencia una reprimenda oral del acusado, y dos más resultaron en un informe escrito. Sólo un caso culminó en la suspensión del autor del abuso. En otras palabras, entre las 485 quejas sobre las que se tomó una decisión formal, la “no toma de ninguna acción” representa el 97 por ciento de todos los resultados.

Las conclusiones del informe del Immigration Council están respaldadas por otras investigaciones que han demostrado que el abuso físico de individuos detenidos es un problema sistémico en la CBP. Por ejemplo, según una encuesta realizada entre 2009 y 2012 por el Estudio sobre el Cruce Fronterizo de Migrantes, un 11 por ciento de los deportados recientes entrevistados en México reportó haber sido golpeado, empujado, agarrado, o agredido físicamente mientras estaba detenido en los Estados Unidos.

Hace años que se viene denunciando a los agentes de la Patrulla Fronteriza por ignorar rutinariamente los derechos constitucionales y otros derechos legales de los inmigrantes. Más precisamente, los agentes de la Patrulla Fronteriza suelen sobrepasar los límites de su autoridad mediante el uso de fuerza excesiva, la ejecución ilegal de incautaciones, la realización de arrestos en base a motivos raciales, la detención de personas en condiciones inhumanas y la deportación de personas a través del uso de la coerción y la desinformación.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces