Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Mayo 19, 2015

H-2B antes y después: Las amenazas a las cuales se enfrenta el programa de trabajadores de temporada de la Nación

Empleadores de temporada se sintieron aliviados cuando el Departamento de Trabajo de EE.UU. reanudó la tramitación de certificaciones de trabajo del programa de visas H-2B el mes pasado. Sin embargo, una nube inquietante de nuevas propuestas de regulaciones al programa amenaza lo que podría ser días más soleados para los empleadores y trabajadores por igual, muchos de los cuales son hispanoamericanos.

El programa H-2B le permite a los negocios que realizan trabajos de temporada contratar legalmente a trabajadores fuera de los Estados Unidos para posiciones que de otra forma no podrían llenar eficiente y efectivamente. Por décadas, los dueños de tales industrias como jardinería y paisajismo, construcción, hotelería, restaurantes y pesca comercial, entre otras, suplementaron su mano de obra doméstica al usar el programa de visas H-2B para cumplir con su demanda estacional máxima, mientras simultáneamente aportan a nuestra economía y crean trabajos a los que aspiran los americanos y los hispanoamericanos.

La dependencia de compañías de buena reputación de la industria de jardinería y paisajismo en el programa de visas H-2B contribuyó en gran forma a oportunidades de avance y desarrollo profesional para miles de hispanoamericanos y le permitió a muchos otros adquirir el conocimiento necesario para establecer sus propias compañías exitosas. Hoy en día, más del 16 por ciento de los propietarios de negocios, dos veces más del promedio nacional, y más del 43 por ciento de la mano de obra en la industria de jardinería y paisajismo son hispanoamericanos.

Al hacer el programa de visas H-2B  más difícil y costoso para los empleadores, el Departamento de Trabajo priva a las compañías de la mano de obra necesaria para cumplir con las necesidades de los clientes y pone en riesgo el sustento de cientos de miles de familias hispanoamericanas.

Con posiciones abiertas, estos negocios pierden clientes y son forzados a disminuir el número de empleados o cerrar.

Antes de usar el programa de visas H-2B, los empleadores deben comprobar que no son capaces de llenar posiciones con trabajadores domésticos. El Congreso estableció este requerimiento cuando creó el programa de visas H-2B para facilitar la entrada y salida metódica de trabajadores extranjeros para cumplir con la demanda estacional y beneficiar a nuestra economía y a los trabajadores americanos.

El Departamento de Trabajo debe dejar de sobrecargar el programa de visas H-2B con reglas que hacen imposible su uso por parte de compañías pequeñas de buena reputación. También debe dejar de castigar a los trabajadores extranjeros que están dispuestos a llenar las posiciones de trabajo de temporada que muy pocos americanos desean. El Departamento de Trabajo debe evitar socavar los trabajos en la industria de jardinería y paisajismo y otras tantas que el suministro de trabajadores de H-2B hace posible.

 

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces