Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Mayo 19, 2015

México del Norte • Los 12 y el 16

Está a la vuelta de la esquina. Un verano nomás y estaremos en el centro de la campaña presidencial de 2016. Y los aproximadamente 12 millones de inmigrantes indocumentados estarán en el debate también. Bueno, no ellos, pero siå≤ el tema, su existencia y su futuro por no haber nacido de este lado de la frontera.

Para empezar, Clinton 2.0, Hillary, lanzó su página web en español, adelantándose a dos de los precandidatos presidenciales republicanos latinos que no publicaron nada en este idioma. Ahí, pedía cantidades diferentes para apoyarla: más bajas, en español que en inglés. Tal vez era realismo puro, sabiendo que los latinos no tienen tanto dinero y donan menos que los de otro color, pero la criticaron tanto que ahora ya pide lo mismo que en inglés.

Además, armó una propuesta de inmigración. Según su  directora política, Amada Rentería, Hillary mantendría los alivios migratorios DACA y DAPA que emitió Barack Obama, y también que los estados den licencias de manejo para los indocumentados.

Pero el problema es que solamente en español habla de inmigración. Aunque es tema de mayor interés para los latinos, indica una típica politicada: darle a cada quien un mensaje diferente según lo que quiera oír. Hablar de inmigración en español y no en inglés indica que no está dispuesta a defender en inglés lo que le ofrece a los latinos.

La semana pasada, en Las Vegas, Hillary se comprometió a regresar la burra al trigo y «extender todo lo posible que le permita la ley las acciones de Obama si el Congreso no aprueba una reforma migratoria» y a buscar, en esa reforma migratoria, «un camino a una ciudadanía inclusiva y equitativa». También propuso «rechazar toda propuesta que le dé a los indocumentados un tiempo limitado de residencia». Y más aún, planteó extender DAPA a todos los padres “con profundas raíces en Estados Unidos». Cómo medirá las raíces, está por verse. Raro. DAPA es temporal, y la apoya pero la rechaza...

Entre su retórica electorera, Clinton dijo que «no puedo entender como alguien puede mirar a estos jóvenes (indocumentados) y pensar en separar más familias o rechazar a los trabajadores con talento que nos ayudan a construir el país que queremos ser». Interesante, porque el divisor de familias número uno de la historia fue su exjefe Barack Obama, y ella no dijo ni pío cuando trabajó para él.

Sus declaraciones, según encuesta de Latino Decisions, le valieron el 85 por ciento de apoyo de nuestra comunidad. Similar al apoyo que tuvo en 2008 contra Obama.

Yo hice mi propia “encuesta”, vía Facebook, y ahí van algunas opiniones, literales: Juan Ayala: «Que tampoco apoye las deportaciones..!»; Ray Villa Ortega: «No sean mentirosos! Pura propaganda... «; Jesús Benítez: «Ya no engañen mi raza gringos!»; Leopoldo Gracián: «hemos sido una fuerza laboral gigantesca para este país así que no venga con babas de perro»; Elizabeth Díaz López: “Así como en México usan a la gente los políticos, aquí”; Luis Cortez: “…los demócratas bloquearon la propuesta de reforma… Al contrario han deportado a dos o tres millones de humanos… Qué cara tienen para explicarles a todos esos niños que están creciendo sin sus padres”.

Pa’ mí que Hillary, más que a los republicanos, tendrá que enfrentar a los latinos si quiere ganar esta elección…

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces