Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Mayo 17, 2016.

Programa personalizado para prevenir ir a la sala de emergencia

Cada día Linda Smith atiende a por lo menos seis pacientes en la Clínica Tepeyac, personas que buscan un mejor estilo de vida, que aprenden a comer saludablemente y a ejercitar el cuerpo.

“Revisamos las diferentes áreas donde los pacientes tienen problemas. La primera entrevista es más motivacional y personal. Las personas se proponen sus metas para mejorar los indicadores de salud”, dijo Smith, que trabaja como asesora personal de salud.

La mayoría de los pacientes que atiende Smith tienen alto riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, entre otras falencias.

El programa es gratuito y consiste de 6 visitas una vez al mes, donde se analizan y se proponen nuevos objetivos para mejorar. “Son metas personales que revisamos para ver si las personas mejoran los niveles de azúcar. En tres meses se ve una mejoría, también se analiza las condiciones crónicas como el sobrepeso y la obesidad”, explicó.

En el último año Smith atendió a unas 300 personas de origen hispano. Según ella, esto se debe a que la gastronomía latina tiene un alto contenido de grasas y azúcares, y su consumo constante puede perjudicar la salud.

Pero Smith destaca algo positivo entre los hispanos: una vez que caen en la cuenta y se percatan de la situación o los peligros que pueden correr, reaccionan de una manera positiva.

Es el caso de Stephanie, de 14 años de edad, quien sufría de diabetes tipo 1, con un sobrepeso de aproximadamente 22 kilos, y diagnosticada con cataratas en ambos ojos. “Me impresioné al verla casi ciega y que veía en sombras”, contó el doctor Miranda de la Clínica Tepeyac, en la página de internet del establecimiento médico.   

  Después de un tiempo de tratamiento, de una alimentación correcta, la salud de Stephanie «mejoró increíblemente, bajó de peso y otros sistemas disminuyeron». Una vez estabilizado su estado de salud, la joven fue remitida a un cirujano para remover las cataratas. Hoy la chica tiene su peso correcto, una visión de 20/20 y está de regreso en la escuela.

«Ellos tienden a aceptar las cosas cuando se les explica. Además, creo que en la medida que el paciente tiene el conocimiento, entonces, considera que es necesario hacer cambios en la nutrición y estilo de vida», revela Smith.

En cuanto al género, ambos buscan ayuda y son perceptivos a los cambios, un 40% son hombres y un 60% mujeres, la mayoría de origen mexicano. 

Según Smith, la clave está en educar al paciente. Una vez que ellos sepan y entiendan qué hacer, entonces cooperarán en su recuperación.

«Cada vez se necesitan más esfuerzos, evitar que las enfermedades se desarrollen a edades tan tempranas. Cualquier esfuerzo que se haga es útil. Aunque sea un mensaje que se lea rápido, pero lo importante es que llegue a las personas», señaló. 

Otro de los propósitos del programa es crear un impacto y realmente generar conciencia y conocimiento, «Vale la pena continuar haciéndolo, así evitamos costos en las salas de emergencia, y otros. Hay que prevenir las enfermedades», concluyó.

nacio051716f2

Linda Smith espera a uno de sus pacientes en la Clínica Tepeyac en Denver, Colorado.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces