Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Mayo 17, 2016.

Despedida a un gran maestro

banda27
Si no hubiera conocido a Mr. Mault hace 25 años, no podría escribir este artículo pero la comunidad de Goshen, Indiana lo habría hecho por mi, a través de unos doce mil niños que han tenido que ver con su música a lo largo de cuarenta años.

Cuando el nombre de Mr. Mault se menciona entre los hispanos, viene a la memoria el hombre de estatura mediana dirigiendo año tras año los conciertos de música en los que miles de nuestros niños y niñas fueron parte de la orquesta de Goshen Middle School.

Es que para Max Mault la música no tiene barreras. “Yo no veo la música como un asunto de raza sino como un lenguaje que traspasa todos los límites que los humanos han creado”. Esa fue su respuesta cuando le pregunté como hizo para que esta inmensa cantidad de niños de origen hispano literalmente “invadieran” sus clases a medida que transcurría la fuerte inmigración de los últimos 25 años.

Mr. Mault no tiene secretos pedagógicos. “Respetar la dignidad de cada niño, no importando su origen e invitarlo a despertar su potencial musical”.

Tuve el privilegio de verlo dictando una de sus clases de cualquier día normal y esto es lo que vi. Inmediatamente entran, cada estudiante toma su instrumento y se sienta muy concentrado frente al atril que sostiene una gran colección de partituras. Sin mucha explicación, tan solo un par de instrucciones técnicas del maestro y los chicos comienzan a tocar. Entonces, el salón se llena de energía. La percusión de múltiples instrumentos de orquesta aumenta los latidos de mi corazón y la melodía tan cercana de los instrumentos de viento me hace volar inevitablemente.

Ese debe ser el efecto re-generador que invade a sus estudiantes cada vez que van a su clase sin que ellos mismos se den cuenta; tal vez allí radica el secreto de por qué alrededor del 72% de sus estudiantes de música son de origen latino.

Su clase, que tenía un solo objetivo escrito en el proyector: “Dynamics, dynamics, DYNAMICS” estuvo alternada por comentarios como estos: “no se rindan”, “ustedes tienen el talento”, “sigan tocando su instrumento cuando vayan a high school”.

Además del impacto positivo que ejerce la música en los jóvenes de cualquier parte del mundo, hay algo más que define el éxito extraordinario que este maestro ha tenido entre nuestra comunidad, a quien le hice una última pregunta intencionada:

Max, si la vida te diera la oportunidad de extenderte 50 años más, qué harías? Sin titubear me responde que seguiría siendo maestro de música. Y añade: “Yo amo a la gente”, yo he invertido parte de mi alma en ellos y ellos han invertido parte de su alma en mi”.

Este ha sido el último año de trabajo de Mr. Mault después de 40 años en la Escuela Media de Goshen y la comunidad Latina se pone de pie para agradecer y despedir desde la nuez del corazón a quien ha sido un gran maestro de sus hijos y siempre les dio la bienvenida a sus clases.

Comentarios: prietojim@webelpuente.com

banda16

banda18

banda22

banda39

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces