La Extinción

Muchas aves como esta están en peligro de extinción.

Durante la historia la extinción ha sido un proceso natural que le ha ocurrido a algunos animales como los dinosaurios. Pero el fluir del mundo no se beneficia de la agitación del hombre. La extinción acelerada por acciones egoístas y descuidos del ser humano está ocasionando un desajuste en la cadena alimenticia, ademas de un serio desorden ecológico.

Cada especie juega un papel específico en un ecosistema; la desaparición de una especie puede causar desequilibrios que afecten a todas las especies relacionadas con esta, y a todos los que vivimos en el planeta.

Algunos animales en peligro de extinción:

Elefante Africano (Loxodonta africana)

Elefante Asiático (Elephas maximus)

Ballena Azul (Balaenoptera musculus)

Mono Araña (Ateles belzebuth hybridus)

Gorila (Gorilla gorilla)

Cheetah Asiática (Acinonyx jubatus venaticus)

Tigre (Panthera tigris)

Panda Gigante (Ailuropoda melanoleuca)

Rinoceronte Negro (Diceros bicornis)

Armadillo Gigante (Priodontes maximus)

Cóndor de California (Gymnogyps californianus)

Cuervo de Hawai (Corvus hawaiiensis)

Loro de pecho azul (Tridaria malachitacea)

Tiburón Plateado (Balantiocheilos melanopterus)

(Tylacinus Cynocephalus)

Marsupial Carnívoro con 16 rayas en la espalda. Mide 2 pies de alto en el hombro, 4 pies de largo y tiene una cola de 20 pulgadas.

La fotografía muestra al último tigre-lobo que se ha visto.

La historia del Tigre-Lobo de Tasmania es un ejemplo de la manera egoísta en que el hombre abusa de la tierra, para después arrepentirse cuando es demasiado tarde.

El tigre-Lobo de Tazmania no es un tigre ni tampoco un lobo. Es un marsupial que parece un lobo con manchas de tigre en la espalda y la cola.

Se extinguió en la isla de Australia hace mucho tiempo porque no podía competir por comida con el Dingo (perro salvaje), que es una especie introducida en esa zona. Después fue reducido a la isla de Tasmania donde no había Dingos.

Cuando los colonizadores llegaron a la isla, empezaron a criar ovejas donde antes había terreno salvaje. Sin alimento para sobrevivir, el tigre-lobo de Tazmania se comía las ovejas. Por esta razón, empezaron a matarlo los habitantes de la región, inclusive pagaron recompensas por cada tigre-lobo muerto. En 1888 el gobierno también participo en la matanza dando dinero para recompensas. El plan del gobierno fue un éxito y el tigre-lobo de Tasmania fue exterminado casi totalmente, los pocos que quedaron fueron atacados por una epidemia letal. En 1936 el ultimo murió en cautiverio, en un zoológico.

Al darse cuenta de que estos animales estaban desapareciendo, se hicieron múltiples expediciones por parte del gobierno para encontrar algunos y poder evitar la extinción, también reservaron un área de tierra donde se creía que podrían encontrarlos. Desde los 30's hasta los 80's se buscó con presupuesto gubernamental pero nunca se encontró otro.