NACIONALES

El INS inicia plan de visas temporales

En un programa piloto dirigido a recaudar fondos para reducir los años de atrasos en las peticiones de ciudadanía y de residencia legal permanente, el Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) inició ayer un nuevo programa que permite a los científicos, atletas, celebridades y ejecutivos del extranjero pagar $1,000 para obtener visas temporales que se procesarán en 15 días, en lugar de dos meses o más.

Los funcionarios de inmigración estiman que una vez que el programa esté totalmente en funciones para el próximo otoño, 80,000 trabajadores al año se beneficiarán del programa, o uno de cada cinco que son elegibles. Más de $20 millones de las tarifas recaudadas serán entonces utilizados para contratar a cientos de empleados para procesar todas las solicitudes de visas y adquirir computadoras nuevas.

Pero algunos críticos se quejaron de que el plan, llamado Premium Processing Program, establecerá un sistema de trato diferente para los ricos y pobres, provocará una larga espera para los solicitantes de visas que no están dispuestos a pagar por el proceso más rápido o, simplemente, no pueden hacerlo. Los oficiales de Inmigración dijeron que eximirán de la tarifa de $1,000 a las organizaciones no lucrativas que pidan las visas expeditas. La agencia ya tiene en funciones procedimientos para acelerar las visas temporales, por una duración entre unos cuantos meses y seis años, para ciertos casos de emergencia, según indicaron funcionarios.

 

Aprueban el recorte de impuestos

Con la colaboración de una docena de demócratas, el Senado aprobó un plan de rebajas de impuestos que sumará $1.35 billones en un período de 11 años, lo cual representa la mayor rebaja de impuestos en dos décadas y es parte de las prioridades que el presidente George W. Bush ha estado promoviendo desde su campaña.

El voto de aprobación fue de 62-38 durante un tumultuoso día en el Capitolio, en el que ambos partidos trataron de calcular las consecuencias políticas de la decisión del senador James Jeffords, hasta ahora republicano por Vermont, de convertirse en político independiente.

 

Hispanos menores de 18 años ya no son minoría

Los hispanos superaron a los negros durante la década de 1990 como el mayor grupo minoritario entre los jóvenes menores de 18 años, según el censo del 2000. El dato da una idea de los retos que enfrentan los maestros y educadores del país para hacer frente a las necesidades de una población escolar más diversa y numerosa que en décadas previas.

El número de hispanos menores de 18 años aumentó un 59% entre 1990 y 2000 para alcanzar un total de 12.3 millones, según el censo más reciente. En 1990 había un total de 9.3 millones de negros menores de 18 años en Estados Unidos. En el censo del 2000, un total de 10.6 millones de niños menores de 18 años fueron identificados como "negros no hispanos", y ese número aumentó a 11.4 millones. Los incrementos de niños hispanos se extendieron a la mayoría de los estados.

Las necesidades de los niños hispanos en el sistema docente de Estados Unidos deben satisfacerse adecuadamente, dado que esos niños serán una parte vital de la fuerza laboral y la base tributaria del país, dijo Sonia Pérez, vicepresidenta a cargo de investigaciones para el Consejo Nacional de La Raza, un grupo de defensa de los hispanos. Los analistas afirman que el aumento de los hispanos se debe en parte al aumento de la inmigración, aunque no habrá cifras específicas hasta más adelante este año.

Muchos inmigrantes son jóvenes que traen niños con ellos o que tienen niños poco después de llegar a Estados Unidos, dijo William O'Hare, de la fundación Annie E. Casey, dedicada a la defensa de la infancia. Los hispanos tienen además tasas mayores de natalidad que los blancos no hispanos, dijo O'Hare.

 

El cheque del IRS demorará 4 meses

Con el presidente Bush dispuesto a ordenar rebajas para casi 100 millones de contribuyentes, el Departamento del Tesoro está alistando un programa de computación especial que examinará los récords del Servicio de Rentas Internas (IRS) y emitirá cheques que van desde $300 a $600, la mayoría de ellos para finales de septiembre.

El paquete de recorte de impuestos de $1,350 millones en 10 años que Bush pretende firmar durante la primera semana de junio es retroactivo hasta el comienzo de este año, y las rebajas se ajustarán a los pagos en exceso. Estos cheques representan la primera mitad de una nueva tasa fiscal del 10 por ciento en los $6,000 iniciales de una persona sola, o los $12,000 de una pareja.

Los matrimonios recibirán cheques por $600; los padres solteros recibirán $500; y los contribuyentes solteros recibirán $300. Se requerirá que el gobierno determine de manera precisa unos 95 millones de contribuyentes elegibles, que determine el monto de sus rebajas, imprima los cheques y los envíe. El nuevo programa de computación ayudará a que el departamento efectúe los cálculos, y las impresoras que emiten los cheques de pago del gobierno. Bush y muchos legisladores estaban presurosos por devolver a los contribuyentes tanto dinero como fuera posible y lo más rápidamente, argumentando que ello impulsaría la economía. Los cheques con la rebaja, junto con la disminución en los impuestos, también le permitirían a los defensores de la rebaja tributaria cantar victoria al encaminarse hacia las elecciones del próximo año.