Rompiendo barreras hasta el final

Por: Irene Mendoza

El pasado 10 y 11 de mayo, los estudiantes hispanos de Goshen Middle School tuvimos un campamento en “Friesenwald Camp”, un bello lugar a 20 millas al norte de Goghen.

Allí nos dimos cita 26 jóvenes incluyendo algunos de high school que vinieron a apoyarnos en nuestro propósito.

Sentimos el apoyo firme de un mundo de personas que se movieron alrededor de nosotros para hacernos sentir bien: Los directivos de la corporación escolar, los principales de middle y high school, y algunos maestros de middle y high school estuvieron allí para despedirnos y al mismo tiempo para darnos la bienvenida a nuestra nueva jornada, que será en high school. Tuvimos conferencistas como David Magaña y Julio Ríos, los cuales nos enseñaron muchas cosas sobre resolución de conflictos y auto-estima. Una de las actividades más inolvidables fue el curso de obstáculos, el cual nos mostró la importancia de trabajar cooperativamente y nunca decir “no puedo”. Yo misma me dije “no puedo” ante ciertas pruebas muy difíciles que tenía que pasar pero luego me dí cuenta que esforzándome y dejándome ayudar por otros lo podía lograr. Aprendimos a “confiar” sanamente en otros y a dar confianza; a recibir y dar amistad; y a vencer la soledad y el miedo.

Al final del campamento recibimos unas camisetas que llevaban un lema diseñado por nosotros: Al frente, junto al corazón, decía “la vida es hermosa con libertad” y en la espalda decía “rompiendo barreras hasta el final” simbolizando la lucha que tenemos que enfrentar hasta alcanzar nuestras metas. El señor Ken Tadeo, consejero de ENL organizó todo esto y nosotros estamos muy agradecidos con él, con las escuelas y con tanta gente que nos ayudó.