El limón es una fruta exquisita, económica y curandera, sus propiedades lo han hecho un aperitivo de elección en la cocina y parte importante de los remedios caseros. El limón tiene una alta cantidad de vitamina C, un nutriente importante en la formación de las defensas propias del cuerpo. Para el estreñimiento, al levantarse tome dos vasos de agua simple y uno de agua de limón sin azúcar. Un vaso de agua de limón antes de las comidas ayudará a la digestión y a aumentar la secreción de jugos gástricos.

El agua de limón ayuda a disminuir la fiebre, así como descongestionar la nariz en un resfriado. Para esto exprima un limón en la palma de su mano y acerque el aroma a la nariz. Para el dolor de garganta tome agua de limón tibia. El limón solo frotado directamente sobre la piel también puede aliviar ronchas, lesiones menores y hongos.