Por: Rosy Meza de Nuttle- Abogada

La ley del castigo de los tres y diez años

Toda persona que esté presente en los Estados Unidos en estado inmigratorio indocumentado debe de tener en cuenta la ley del castigo de los tres y diez años. Esto implica tanto a las personas que entraron al país con permiso y luego se quedaron más allá de su tiempo de estadía autorizada por el gobierno, como a las personas que entraron al país sin ser inspeccionadas en la frontera. Las consecuencias al activar esta ley del castigo son severas y pueden mantener a las familias separadas por largo tiempo.

A grandes rasgos, la ley del castigo de los tres y diez años establece que si una persona ha estado presente sin autorización dentro de los Estados Unidos por más de seis meses pero menos de un año, entonces esa persona, si sale del país, no puede regresar, o ser admitida, por tres años.

Por otro lado, ninguna persona que tiene un año o más de estadía indocumentada en los Estados Unidos y sale del país, puede ser admitida de nuevo hasta transcurrir diez años. Particularmente, en el caso de estadías no autorizadas de más de seis meses pero menos de un año, existen excepciones muy limitadas para personas que salieron voluntariamente.

La estadía no autorizada no se cuenta antes de Abril 1, 1997. Es a partir de esa fecha en que empieza a correr el tiempo para propósito de la ley antes mencionada.

Las personas que han incurrido el tiempo prohibido y están en proceso de arreglar su situación inmigratoria mediante un proceso de ajuste de estado, todavía no han recibido su residencia legal permanente y salen del país, corren el riesgo de incurrir en la ley del castigo. Esto es así, aun si salen con avance parole (permiso de viaje).

La información contenida en esta columna es a nivel general e informativo solamente. Para su caso en particular, favor de consultar a su abogado de inmigración. Gracias.