HISTORIA DE MICHOACÁN

Cuando el Rey Tariácuri presintió su muerte, dividió sus dominios en tres reinos Pátzcuaro (asiento de cúes templos indígenas), Cuyuacan-Ihuatzio (lugar de coyotes), y Tzintzuntzan (lugar de colibríes), que repartió entre su hijo Hiquíngare y sus sobrinos Hiripan y Tangaxuán.

El cazonci Tzitzipandácuare, hijo de Tangaxuán I, gobernaba Tzintzuntzan cuando los aztecas, al mando de Axayácalt, intentaron invadir el suelo michoacano. Los tres reinos, que formaban el imperio purépecha, se integraron en un frente para repeler al agresor. En la lucha los intrusos resultaron vencidos por Tzitzipandácuare.

El reino Tarasco o imperio de Occidente, al que no pudieron conquistar los Aztecas, ni sus monarcas vivieron en medio del lujo y grandes riquezas.

Los Tarascos fueron maestros en el arte plumario, las lacas y la cerámica y, no eran afectos a las grandes estatuas. Las representaciones de sus dioses las hicieron de caña de maíz. Sus deidades principales fueron; Curicaueri, Dios del Sol y Cueravaperi, Diosa de la Naturaleza.

Su gobierno ha sido llamado teocrático-militar. El señorío era administrado por una nobleza hereditaria y un cuerpo de sacerdotes. El cargo militar y religioso mas sublime, lo poseía el cazonci, quien encarnaba al Dios Curicaueri.

La conquista de Michoacán fue realizada por Cristóbal de Olid, en 1522 y continuada por Nuño de Guzmán en 1524.

Durante los primeros años de la conquista, Michoacán formó parte del llamado Reino de México, que abarcaba los actuales estados de México, Querétaro, Hidalgo, Tlaxcala, Oaxaca, Morelos, Guerrero, Veracruz, Tabasco,

Michoacán, Guanajuato y parte de San Luis Potosí, Jalisco y Colima.

Pero, Nuño de Guzman, sin tomar en cuenta la actitud pacífica de los Tarascos, emprendió contra ellos una guerra cruel y despiadada con el objeto de recibir más oro, motivo por el cual los Michoacanos fueron abandonando sus pueblos, sobre todo en los alrededores de Tzintzuntzan, que era la capital del gran Señorio Tarasco.

Fue Tzintzuntzan la primera capital de la provincia hasta el año 1536, en que se erigió el Obispado de Michoacán, del que fue su primer obispo Don Vasco de Quiroga

Durante la conquista llegaron los religiosos, primero de la orden de San Francisco, después los Agustinos, Carmelitas, Jesuitas y por ultimo, los Mercedarios. Todos ellos se encargaron de evangelizar a los nativos y establecieron sus conventos a lo largo de la provincia. Destacan, Fray Juan de Moya, el apóstol de la Tierra Caliente; Fray Martín de la Coruña; Fray Jacobo Daciano; Fray Alonso de la Veracruz, gran sabio en su tiempo y tambien Rector del Colegio de San Pablo, en Mexico.

Morelia, la rosa de los vientos. Capital del Estado de Michoacán. Antigua Valladolid, fundada por el Virrey Antonio de Mendoza en el año de 1541, considerada en 1991 como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Orquídeas. Michoacán es uno de los estados que más especies posee de estas joyas naturales. El orquidario de la ciudad de Morelia alberga una de las mejores colecciones donde las personas pueden aprender y deleitarse con estas plantas fantásticas que se dan en la región caliente del estado.

Región lacustre:

Tal vez sea la más representativa porque ahí se encuentran los maravillosos lagos de Pátzcuaro, Cuitzeo y Zirahuen, majestuosos cuerpos de agua rodeados de magníficos bosques templados.

Región de la sierra:

Aquí se puede apreciar la majestuosidad de las montañas michoacanas cubiertas de espesos bosques de oyameles; en numerosos lugares se pueden saborear exquisitos platillos de trucha.

Tierra caliente:

Extensa depresión cálida entre las dos sierras, es un lugar propicio para el cultivo de una fantástica variedad de frutas.

Costa:

El estado posee un amplio litoral bañado por las aguas del Océano Pacífico, donde existen lugares paradisíacos.

Tangaxuán II, hijo de Tzintzipandácuare, el último monarca de esta importante cultura.

Dioses de los Tarascos

Xarántanga , dio-sa de la fertilidad

Cuarauáperi, diosa madre asociada a la región del oriente

Curicáueri, dios águila (posi-blemente el sol, deidad de los Chichimecas)

Angamucúracha, dioses de los montes

Curita-caheri, dios, mensajero de los dioses