Guatemala del Norte

México del Norte • Jorge Mojica Murias

“Se multiplica en 10 años el cruce de indocumentados”. “En los tres primeros meses del año, se aseguró a 64 mil 58 ciudadanos de diferentes pases sin el respectivo permiso migratorio, 8 mil 287 más que en el mismo periodo de 2004”. “Y no sólo en número es como aumenta esta “invasión”, sino también en nacionalidades, pues para el año pasado los detenidos provenían de más de 20 pases, algunos de ellos tan lejanos como Eritrea, Egipto y Bangladesh”.

¡Sorpresa! No son titulares de ninguna organización antilatina en México del Norte. Es parte de una nota publicada el 16 de mayo por Tabasco HOY.

Dice la nota que “El atractivo de México en el mundo está creciendo, pero para los ilegales”, que cruzan la frontera como Pedro por su casa. Igualito a como cruzan los mexicanos rumbo a Estados Unidos. Y se queja, igualito que acá, de que el número de extranjeros indocumentados “se duplicó en los últimos 10 años, al pasar de 105 mil en 1995 a más de 215 mil en el 2004”.

Y con el mismo lenguaje de los de acá, se queja de que “Tan sólo el año pasado la cifra de aseguramientos de ilegales en México aumentó 14 por ciento”. Y por supuesto, la mayora de los “asegurados” son guatemaltecos.

Se supone, así lo afirma la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, Samuel Huntington y los Minuteman, que por cada tres inmigrantes indocumentados detenidos, uno logra pasar a la frontera norte.

De nuevo, lo mismo sucede en México. Dice el Instituto Nacional de Migración que en el 2004 detuvieron a 215 mil extranjeros que entraron al país sin papeles. En esta suerte de programa 3 x 1, habrá que leer que por lo menos 70 mil sí la hicieron.

De hecho, la Migra Mexicana detuvo a 22 mil extranjeros en estados del norte de México, antes de que cruzaran a EU.

En lo que lleva Vicente Fox como presidente, la Migra mexicana ha registrado un número de indocumentados que pasó de 150 mil en 2001 a 250 mil este año. Según las proyecciones, el número de extranjeros indocumentados detectados (ojo!, repetimos, “detectados”) por la Migra mexicana, se elevar este año en 66 por ciento.

El diputado priísta Roberto Pedraza Martínez parece tener como bandera la frase “mas si osare un extraño enemigo”, al afirmar que “la frontera sur es vulnerable”, además de que “impera la corrupción en las policías municipales, estatales y autoridades migratorias, por lo que los 700 kilómetros de la frontera entre México y Guatemala son tierra de nadie”. Pedraza es miembro de la Comisión de Población, Fronteras y Asuntos Migratorios, y calcula que este año “cruzaron por la frontera sur más de un millón de ilegales procedentes tanto de Centro y Sudamérica, como de naciones árabes, asiáticas y de África”.

El hidalguense entiende que si bien debe aumentar la vigilancia fronteriza, “ello no debe derivar en que México se convierta en el verdugo de Estados Unidos en Centroamérica, y en pretexto para aumentar el maltrato contra migrantes”.

Al contrario, va a presentar una iniciativa de ley para garantizar los derechos humanos de los migrantes que entran a México por el sur, frecuentemente sometidos a golpes, encierros, maltratos, ayunos y deportaciones poco dignas.

Ojala que la ley se apruebe y se siga considerando la migración como un fenómeno natural. Y esperemos que se mantenga el mismo criterio cuando más de la mitad de los residentes de Tuxtla Gutiérrez o de Villahermosa sean extranjeros.