Busca como el que sabe que tiene mucho que encontrar ...

Por: Jimmer Prieto

Carlos Alberto llegó al país, procedente de México, hace solo cuatro años. En este corto tiempo pasó por Goshen High School, aprendió inglés y se graduó este mes destacándose como estudiante esforzado. Aunque ama su país, su corazón no estuvo puesto en el pasado sino en el futuro. Desde chico Carlos Alberto ha soñado con ser médico. Es por eso que tomó varias materias relacionadas con salud, entre ellas una llamada “Terminología Médica”. Esta clase le permitió familiarizarse con vocabulario técnico en inglés y ver de cerca la realización de varias cirugías en el Hospital de Goshen, con lo cual su vocación se fue confirmando aún más claramente.

A pesar de las dificultades que ha encontrado para realizar sus sueños profesionales en Estados Unidos, Carlos Alberto no se ha desanimado. Por el contrario, ha empezado a arreglar sus maletas para viajar a su país y comenzar el proceso de inscripción a la universidad. Sus opciones son la Universidad Autónoma del D.F. o la Autónoma de Hidalgo. Aunque Carlos Alberto regresa encantado a su querido México, nos confiesa que le gustaría servir profesionalmente en un futuro aquí, a su gente hispana, donde ha visto tanta necesidad en el área de la salud.

Deseamos de todo corazón que Carlos Alberto haga su sueño realidad. Hace muchos años le oí decir a mi suegro, un extraordinario hombre de mundo, la siguiente frase:

“Busca como el que sabe que tiene mucho que encontrar y encuentra como el que sabe que aún hay mucho que buscar porque escrito está, que el hombre que llega a su final, lo único que ha hecho es comenzar”.

El pasado 5 de junio tuve el privilegio de asistir a la graduación de estudiantes de Goshen High School y me gocé viendo tantos muchachos nuestros vistiendo sus togas y Birretes. Como Carlos Alberto, todos y cada uno están pletóricos de sueños. Sus sueños son el orgullo y la esperanza de sus familias y representan la revolución silenciosa de los inmigrantes, la cual ya estamos ganando, porque son el fruto de una generación de hombres y mujeres valientes que han sacrificado sus vidas trabajando en las fábricas, sometidos a toda limitación. Dedicamos esta edición de El Puente a las familias hispanas y a sus hijos graduados, quienes con su triunfo ya comenzaron a abrirse camino en sus vidas. Un camino hacia la conciencia y la libertad.