La Guardia Nacional :¿contra el narcotráfico?

“Las misiones de la Guardia Nacional serán sustancialmente similares a las misiones anuales de entrenamiento que se han ejecutado como parte del programa antinarcóticos a lo largo de la frontera suroeste durante las últimas dos décadas”, dijo Paul McHale subsecretario de Defensa de Estados Unidos, a los senadores miembros del Comité de Servicios Armados, en la reunión llevada a cabo el pasado 17 de mayo.

Y añadió “La diferencia está en el tamaño de las Fuerzas Armadas y el compromiso de recursos; el alcance esta vez será más grande que cualquier otra cosa que hayamos hecho en el pasado. La mayoría de las misiones en contra del narcotráfico ejecutadas desde 1989 han sido sobre una base idéntica o casi idéntica a lo que estamos proponiendo aquí”.

El periodista mexicano Raymundo Riva Palacio lo describió de esta forma: “La decisión del presidente George W. Bush de aumentar en 66% la seguridad fronteriza fue empaquetada en una serie de medidas que parecían estar diseñadas para frenar la inmigración indocumentada, lo que explica cómo reaccionaron políticos, medios y ciudadanos en México, engañados con la verdad y dejando pasar los verdaderos motivos de la militarización fronteriza: la victoria del narcotráfico sobre el Estado mexicano”.

“La Guardia Nacional podrá servir para otros objetivos, como frenar el flujo de algunos migrantes, para tareas de inteligencia en el paso de posibles terroristas, pero para detener el tráfico de drogas, no lo creo, porque las drogas no pasan por ahí, tienen otros flujos, otras rutas”, opinó.

Víctor Clark Alfaro, antropólogo y experto también en el tema del narcotráfico, coincidió en que la militarización no detendrá el paso de drogas. “Porque las drogas pasan por los cruces autorizados, por las garitas, no por donde cruzan los indocumentados”.

David Aguilar, jefe de la Patrulla Fronteriza, anunció que los primeros soldados de la Guardia Nacional ya están llegando a la frontera y se espera una presencia importante hacia finales de junio.