Diálogo Ecológico: ¿Qué están haciendo los campus universitarios para impedir el impacto ambiental de sus instalaciones y a favor del mediambiente?

Muchos estudiantes están trabajando para conseguir que los administradores de los campus universitarios tomen medidas ambientalistas. El tema central para los estudiantes activistas es el calentamiento global, y muchos se están uniendo para persuadir a los líderes de sus universidades de poner al día políticas y operaciones, de modo que sus campus puedan convertirse en parte de la solución. Como resultado de esfuerzos mayormente estudiantiles, casi 500 universidades de Estados Unidos han firmado el Compromiso Climático de la Comisión Americana de Presidentes Universitarios (ACUP, por su sigla en inglés).

Este acuerdo requiere que los planteles elaboren un plan detallado para llegar a ser “neutrales en carbón” dos años después de firmar el acuerdo, es decir, no generar gases de efecto invernadero y compensar de alguna manera los impactos.

ACUP también compromete a las universidades a ejecutar inmediatamente dos o más políticas tangibles, como perfeccionar la minimización de desechos y los programas de reciclaje, apoyar el transporte colectivo, construir senderos de bicicleta y poner en práctica “pautas verdes” en la construcción de cualquier nuevo edificio. Las universidades signatarias también se comprometen a incorporar cursos de sustentabilidad en sus planes de estudios.

En el comedor universitario también se observan cambios a favor del medioambiente. Según el informe de 2007 del Sustainable Endowments Institute, 70% de las universidades “dedican por lo menos una parte de sus presupuestos de comida a patrocinar granjas y/o a productores locales”. La Universidad de Yale incluso tiene jardines orgánicos que son administrados por los estudiantes, y que suministran un mercado propio para uso de los servicios de comida del campus, de la comunidad local y de los estudiantes mismos.

Por otro lado, la mayoría de las instituciones universitarias de Estados Unidos participa en algún tipo de programa de ahorro de agua. Los inodoros y orinales de bajo volumen de agua, además de los cabezales de ducha y llaves de flujo liviano son hoy en día extremadamente comunes en todas las universidades del país.