Nuevas medidas para detectar a inmigrantes ilegales

El presidente Bush firmó orden ejecutiva

WASHINGTON - Las empresas que tienen contratos con el gobierno federal deberán verificar las identidades y el estado de permanencia de todos sus trabajadores extranjeros, según anunció el departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés).

El jefe de la seguridad de Estados Unidos, Michael Chertoff, dijo en una conferencia de prensa que el presidente George W. Bush firmó una orden ejecutiva que establece la obligatoriedad de este requisito.

Chertoff reconoció que el gobierno federal ha vivido bochornos al descubrir que había contratado empresas que tenían trabajadores indocumentados y que, por ese motivo, busca poner la casa en orden.

La orden ejecutiva indica que los departamentos y agencias federales deben exigir que los contratistas utilicen E-Verify, un sistema electrónico a cargo del DHS, para verificar que sus trabajadores están legalmente en Estados Unidos.

E-Verify se encuentra conectado con las bases de datos de la Administración del Seguro Social (SSA, por su sigla en inglés) y del DHS, que reúnen datos de millones de personas.

Este programa es parte del Sistema Básico de Verificación de Empleo (EEV, por su sigla en inglés), que fue aprobado por el Congreso en 2003 en el marco de las políticas de seguridad implementadas tras los ataques terroristas de 2001.

Los empleadores pueden acceder al sistema por teléfono o Internet, y permitir así que el gobierno federal verifique la identidad de cualquier trabajador extranjero y compruebe que tiene visa y permiso para trabajar en el país.

Como si esto no bastara, un segundo sistema de verificación fue habilitado en julio de 2007 por DHS. Se trata del ICE Mutual Agreement between Government and Employers (IMAGE), una herramienta del gobierno para hacer más riguroso el control sobre los centros de trabajo y fortalecerse en la batalla contra la inmigración ilegal.

La verificación de empleo se solicita por medio del Formulario I-9, en el que los patrones especifican el estatuto migratorio del trabajador, el número de residente (número de Alien) registrado en la autorización de empleo y el número de Seguro Social.

“Esta acción del gobierno es un error tremendo para Estados Unidos”, advirtió Eliseo Medina, vicepresidente del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios. “Es una tragedia para los inmigrantes”, agregó.

El sindicalista advirtió luego que las verificaciones de empleo “perjudicarán los intereses económicos de Estados Unidos en lugar de servir para reflotar la reforma migratoria”.

Y agregó: “No hay manera de que el gobierno pueda sacar a esta gente de los centros de trabajo sin que se desplome la actividad en la agricultura, hoteles, restaurantes y servicios. Y si a esto se suman las redadas, entonces todo parece un terrorismo doméstico en contra de los inmigrantes”.

La medida surge mientras en el Congreso permanece atorado otro proyecto de ley que permitiría la verificación de los trabajadores.

Este proyecto, conocido como ‘Secure America with Immigration and Enforcement’ (SAVE Act, H.R. 4088), fue patrocinado, entre otros, por los representantes Heath Shuler (demócrata de Carolina del Norte), Brian Bilbray (republicano de California) y Tom Tancredo (republicano de Colorado).

Entre otras medidas, la legislación obliga a los patronos a verificar el empleo del 100% de sus trabajadores y criminaliza la estadía de indocumentados, hasta ahora una falta de carácter civil.

El SAVE Act también convierte en delito federal el transportar, dar albergue, ocultar o proteger a un inmigrante indocumentado.

 

Estados Unidos: aumento de los combustibles alienta el teletrabajo

A lo largo y a lo ancho del país, cada vez más trabajadores -asalariados o no- se orientan hacia el teletrabajo. Buscan economizar en transporte, en un momento en que los precios de los combustibles no dejan de subir.

Alrededor del 48% de los empresarios del país ofrecen la posibilidad de trabajo domiciliario al menos una vez por semana, según la asociación de ejecutivos Society of Human Resource. Otras iniciativas que también buscan enfrentar el aumento en los precios de los combustibles son la semana de cuatro días, las facilidades para compartir vehículos o los subsidios al transporte, según la misma asociación.

IBM adoptó el teletrabajo y otras opciones similares en 1992, con resultados positivos desde entonces. La empresa afirma que cerca del 40% de sus 386,000 empleados tiene la posibilidad de trabajar a distancia al menos en forma parcial.

Andrea Jackson, responsable de movilidad y condiciones de trabajo de IBM, afirma que gracias a tecnologías como las redes privadas virtuales, que permiten a los empleados contactarse entre sí en circuitos seguros de las empresas, los asalariados pueden ser igualmente productivos fuera de sus oficinas.

“En IBM nos concentramos en los resultados”, sostiene. “Con esto en mente, el lugar en el cual se trabaja no tiene importancia. Hemos descubierto que las condiciones flexibles de trabajo permiten a los empleados ser más productivos”.

Un estudio realizado en 2006 por la universidad de Maryland y Rockbridge Associates reveló que aproximadamente el 2% de los estadounidenses realizaba teletrabajo a tiempo completo, mientras que el 9% lo realizaba parcialmente.

La investigación demostró también que hasta un 25% de los trabajadores podría trabajar a distancia, lo que permitiría economizar al menos 3,900 millones de dólares.

Según Jack Heacock, vicepresidente de la Telework Coalition, un grupo que promueve el teletrabajo, esta práctica se está extendiendo más allá de las áreas tradicionales como las centrales telefónicas. “En los últimos seis meses, hemos recibido un número creciente de llamados de industrias pesadas que piden información sobre lo que podrían hacer por sus empleados”, señaló.

 

Se retira miembro del equipo de Obama

Jim Johnson, uno de los miembros del equipo creado por Barack Obama para identificar a posibles candidatos a la vicepresidencia, presentó su dimisión debido a la polémica por unos préstamos hipotecarios.

Johnson llevaba días en el centro de la polémica, después de que el diario The Wall Street Journal informó que había recibido préstamos hipotecarios ventajosos de Countrywide Financial, uno de los principales proveedores de las hipotecas de alto riesgo que desataron la actual crisis inmobiliaria.

Obama aseguró que no tenía pensado reemplazarlo, pero esas promesas no han resistido la presión de los críticos.

La campaña del candidato presidencial republicano John McCain acusó estos días a Obama de hipocresía por criticar las prácticas de Countrywide y aceptar, al mismo tiempo, que uno de los líderes de su búsqueda de vicepresidente hubiera aceptado préstamos en condiciones ventajosas de la firma.

Por otra parte, la lista de posibles vicepresidentes de Obama incluye a varios ex militares, que podrían ayudarle a contrarrestar su escasa experiencia internacional y la fortaleza en ese frente de su rival republicano.

La cadena de televisión NBC informó que el general James Jones, un ex comandante de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), es una de las personas que se consideran para el puesto de “número dos”.

Varios medios locales coincidieron en señalar que Wesley Clark, un ex comandante de la OTAN que no logró la candidatura presidencial demócrata en 2004, podría ser otro de los “vicepresidenciables”.

De elegir a un ex miembro del ejército, Obama lograría hacer sombra a la experiencia castrense de McCain. El senador por Arizona fue piloto de la Marina y pasó más de cinco años en un campo de prisioneros de Vietnam, en el que fue torturado y donde incluso intentó suicidarse.

Además de ex militares, la cotizada y secreta lista incluye también a personalidades activas en la vida política estadounidense y a ex altos mandos de otras administraciones.

Bill Richardson, el gobernador del estado de Nuevo México y aspirante fallido este año a la candidatura presidencial demócrata, es otro de los nombres que aparece en todos los pronósticos, en las que también figura Hillary Clinton.

A esos nombres se suma el de Evan Bayh, que ha servido en los comités de servicios armados e inteligencia del Senado, así como el del también senador Joseph Biden, que preside el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

 

Titubeos en ambos partidos sobre el tema de la inmigración

WASHINGTON- El tema de las políticas sobre inmigración alguna vez fue determinante para las elecciones del 2008, pero ahora pasó a ser relegado en el debate de las campañas presidenciales, mientras el congreso se mantiene paralizado.

Tanto John McCain como Barack Obama apoyaron la legalización de millones de inmigrantes indocumentados, una postura que, según los analistas, es crucial para ganar el voto hispano. Sin embargo, por otra parte, ambos candidatos temen perder los votos de los blancos conservadores y los afroamericanos, que se oponen a que se otorgue el estado legal u otros beneficios a gente que infringió la ley al entrar a los Estados Unidos.

La retórica de los que se oponen a la “amnistía” ha provocado que el tema se vuelva casi intocable, según los analistas y legisladores.

“Los políticos de ambos partidos están divididos entre los votantes tipo Lou Dobbs y los votantes latinos. Ambos candidatos presidenciales evitarán este tema, y cuando no lo puedan evadir, van a titubear”, dijo Tamar Jacoby, presidente de InmigrationWorks USA, una coalición que busca una solución al problema de la inmigración.

McCain y Obama hablaron durante sus campañas de apoyo a las legalizaciones, pero ninguno ha hecho de esto un asunto relevante en su carrera presidencial. Ambos tienen razones para andar con cuidado.

La postura de McCain entra en conflicto con la base conservadora del GOP, por lo que este candidato se encuentra dividido entre mantener a los constituyentes conservadores o atraer el apoyo de los hispanos.

“Intenta congeniar con un grupo de votantes que detesta al otro”, dijo Cecilia Muñoz, del Concilio Nacional de La Raza.

En ocasiones, McCain envía mensajes incongruentes sobre el tema de la inmigración.

Por ejemplo, titubeó cuando se le preguntó si como presidente firmaría las leyes que ayudó a escribir para legalizar a los inmigrantes indocumentados, y ahora dice que esa acción sólo se tomará después de que se mejore la seguridad fronteriza. También lamentó públicamente la derrota de su medida, refiriéndose a ella como “mi falla también”.

Las declaraciones de Obama, quien también trata de ganarse los votos latinos, son menos pronunciadas pero no menos desconcertantes. En los asuntos de inmigración en los que él y McCain tienen diferencias, las estadísticas muestran que el punto de vista de Obama no coincide con el de la mayoría de los votantes.

Un ejemplo de esto es el apoyo de Obama a otorgar licencias de conducir a los inmigrantes ilegales. Las encuestas demuestran que la mayoría de la población se opone. Obama también apoya que se les otorgue el estado legal a los inmigrantes que hayan sido traídos a Estados Unidos de manera ilegal cuando eran niños y hayan completado dos años en la universidad o el servicio militar.

 

Defectos al nacer relacionados con la guerra en Fallujah

Las familias de Fallujah están solicitando una investigación, pues sostienen que hubo un aumento en los defectos congénitos después de que Estados Unidos esparciera fósforo sobre esta ciudad iraquí en 2004.

En Fallujah hay una gran inquietud acerca de las armas utilizadas entonces por las fuerzas estadounidenses, que incluyeron cuencas de artillería agotada de uranio y otras armas con depleción de uranio durante el ataque sufrido tras la caída del régimen de Saddam Hussein.

Hikmat Tawfeeq, presidente delegado del grupo protector de los derechos humanos originado en Fallujah, expresó: “Tenemos alrededor de 200 casos de deformidades reportados en nuestra sociedad. La mayoría son deformidades de nacimiento que han aumentado después del bombardeo en Fallujah”.

Los oficiales se muestran reacios a hablar públicamente debido a la presión por parte de Estados Unidos, pero en el hospital infantil de Fallujah una doctora comentó que en el último mes ha visto uno o dos casos de deformidad por día.

Un oftalmólogo declaró que atiende cuatro o cinco casos por semana de recién nacidos que padecen de algún tipo de malformación.

En uno de los cementerios de Fallujah, el encargado Mahmoud Hummadi dijo que entierra usualmente cuatro o cinco cuerpos de recién nacidos al día, y que la mayoría son deformes.

Aún hoy, Fallujah conserva las cicatrices del tiempo en que representaba un eje para la insurgencia Sunni. Abril y noviembre de 2004 fueron testigos de los bombardeos más fuertes de la guerra de Iraq, que incluyeron el uso del controvertido fósforo blanco. Éste es un material altamente inflamable que se enciende al entrar en contacto con el oxigeno y puede causar quemaduras serias.

En un comunicado, la milicia de Estados Unidos declaró que efectivamente utilizó fósforo blanco en Fallujah, pero principalmente como cortina de humo y no como arma incendiaria.

Llama la atención de los médicos y las familias el tipo de materiales que los estadounidenses utilizaron para lograr sus metas militares.

 

El incremento de precios no se detiene

Los precios de los alimentos y la gasolina afligen a los estadounidenses, debido a un incremento que no se ha visto en décadas, aunque la versión oficial asegure que la inflación se encuentra “bajo control”.

De acuerdo con estadísticas del gobierno, los alimentos aumentaron 6.3% en el último trimestre, el incremento más alto de los últimos 20 años. El combustible trepó 5.6% en el mismo período, y en un año el incremento ha sido de 20.9%. Los costos de la atención médica subieron también marcadamente en un año: 4.3%.

Una de las subidas más sentidas para la población es la de los cereales y el pan, cuyos precios aumentaron casi 20% durante el primer trimestre del año, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Comercio. Los aceites y el azúcar también han aumentado de precio.

Pero el alza más resonante, la que está en boca de todo el mundo, consumidores y comerciantes, es la del combustible, que está ejerciendo presiones inflacionarias en casi todos los productos.

El aumento del combustible se manifiesta en toda la economía. Los costos de producir, envasar, transportar y distribuir comida han aumentado debido al factor energético.

Decisiones domésticas como la infravaloración del dólar y el impulso al consumo de etanol (más agricultores siembran maíz en lugar de otros cultivos por las ganancias que éste promete) se combinan con la situación global para deformar los precios.

Por su parte, la Reserva Federal pronosticó que la economía de Estados Unidos continuará “generalmente débil” durante el verano debido a la subida de los costos de la energía y de los alimentos.

Para lidiar con sus problemas, declaró un representante de la Reserva Federal, sectores industriales en diferentes áreas “han trasladado sus costos más altos a los clientes”.

Aunque, a diferencia de la Unión Europea, en Estados Unidos aún no se han visto protestas masivas contra el encarecimiento del precio del combustible, eso podría cambiar pronto.

 

Detención masiva de miembros de bandas callejeras

Un operativo en Georgia arrojó como saldo la detención de 122 integrantes de bandas callejeras y de otros cinco jóvenes vinculados a estas organizaciones delictivas.

El agente especial del ICE en Atlanta, Kenneth Smith, señaló que “estos criminales buscan aterrorizar a nuestras comunidades mediante sus actos violentos en contra de personas inocentes”.

“Los recientes arrestos deberían enviar a los pandilleros el mensaje de que las autoridades de Georgia están unidas y llenas de fuerza. Nuestros ciudadanos pueden dormir hoy un poco mejor al saber que nuestras calles cuentan con 120 pandilleros violentos menos”.

Entre los 122 detenidos figuran miembros de bandas callejeras como “Mara Salvatrucha” (MS-13), “Norteno”, “West Side Locos”, “SUR-13”, “Inland Empire -13”, “Vatos Locos”, “18th Street”, “La Raza”, “Latin Kings Northside-14”, “Brownside Locos” y “The Southside Rascals”.

En febrero de 2005, el ICE implementó el operativo “Community Shield” para desmantelar violentas bandas callejeras trasnacionales de Estados Unidos.

Desde la puesta en marcha de este operativo, se han arrestado a más de 8,000 pandilleros, pertenecientes a más de 700 organizaciones violentas callejeras.