Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Junio 16, 2009.

La Columna Vertebral • Superando la crisis, buscando oportunidades

colum150609f30Si bien es cierto que perder el empleo no es un motivo para celebrar, tampoco puede ser un motivo para morirse.

Es cierto que atravesamos una seria crisis económica y también es cierto que no sabemos con certeza cuándo va a terminar, pero lo que eso significa es que tenemos que tomar las precauciones del caso y reforzar nuestra actitud positiva ante la vida.

Las crisis son también oportunidades, y si vemos las nuestras bajo esa óptica multiplicaremos nuestras opciones de sacarles ventaja.

Perder el trabajo o entrar en una crisis financiera puede ser una situación que a la larga estimule nuestra imaginación y creatividad y nos ayude a ver otras formas de obtener los recursos que necesitamos para subsistir.

El miedo a los cambios es natural en muchas personas, y cuando perdemos el trabajo o entramos en crisis tendemos a pensar que todo se acabó y no encontramos las fuerzas para reiniciar el camino; pero, ¿si en lugar de pensar que estamos llegando a un fin, pensamos que estamos iniciando un nuevo camino?

Todos tenemos el potencial necesario para readaptarnos y superar cualquier dificultad; con nuestra actitud podemos decidir si nos dejamos derribar o si alzamos vuelo aunque tengamos las alas fracturadas.

El mirar para otro lado nos puede ayudar a identificar necesidades en nuestro entorno que pueden convertirse en oportunidades; muchos grandes empresarios empezaron con modestos negocios de garaje que después de ser la fuente del sustento familiar pasaron a convertirse en exitosas empresas.

Todos tenemos algún talento que podemos explotar, y si podemos revisar lo que no ha venido funcionando bien y tenemos la capacidad de evaluar nuestras habilidades y mirar hacia el futuro con optimismo nuestras posibilidades de convertir las crisis en oportunidades aumentaran.

Lo primero que hay que derrotar cuando perdemos el empleo es la depresión, y si no lo logramos en un tiempo prudencial siempre es recomendable buscar ayuda.

El proceso de aceptación de la pérdida –que es muy similar a un duelo– implica tristeza y recogimiento y debe superarse para entrar en un proceso en el que seamos capaces de analizarnos fríamente y determinar con claridad nuestras fortalezas y debilidades.

Hay que persistir; muchas veces las cosas no son ni tan fáciles ni tan rápidas como quisiéramos, pero no podemos perder el impulso ni permitir que el miedo y la ansiedad nos cierren las puertas.

 Siempre hay alternativas: abra su mente, evalúe todas las opciones y confíe en usted mismo. Recuerde que cuando una puerta se cierra, son muchas las que se abren. ¡Encuéntrelas!

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces