Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Junio 3, 2010Edición impresa de Junio 15, 2010

Tensión entre Estados Unidos y Gran Bretaña por desastre ecológico

Los duros ataques del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, contra el grupo petrolero británico BP por la marea negra en el golfo de México suscitan indignación y preocupación en Gran Bretaña, lo que podría perjudicar a la llamada "relación especial" entre los dos países.

"Hay una creciente preocupación por la exageradamente agresiva retórica del presidente Obama, que corre el riesgo de dividir a Estados Unidos y el Reino Unido", escribió en The Times el ex ministro de Relaciones Exteriores, Malcolm Rifkind.

En Washington, tanto el departamento de Estado como la Casa Blanca negaron que el vertido tenga un impacto negativo en la relación.

"BP es una empresa privada. Se trata del impacto de un desastre medioambiental, no de las relaciones entre Estados Unidos y su aliado más cercano", estimó el portavoz de la diplomacia estadounidense Philip Crowley, para quien el vertido es "un tema de discusión", no "una fuente de tensión".

Gran Bretaña, país que históricamente ha servido de intermediario entre Europa y Estados Unidos, mantiene con este país lo que Winston Churchill bautizó a mediados del siglo XX como una "relación especial".

El mandatario norteamericano ha convocado al presidente de BP, Carl Henric Svanberg, a una reunión en la Casa Blanca, junto con otros dirigentes de la compañía, entre los que no figura Hayward, quien ha estado en Estados Unidos desde el inicio de la crisis y ha sido la cara más visible del grupo británico.

Una de las cosas que molestó en Gran Bretaña es que Obama se refiriera públicamente al grupo petrolero por el nombre que abandonó a finales de la década de 1990, "British Petroleum", como para marcar su procedencia, cuando la mayor parte de la actividad de BP se concentra actualmente en Estados Unidos.

Una de las primeras consecuencias de este endurecimiento de tono fue un desplome de la acción de BP en bolsa, que perdió alrededor de 40% desde el comienzo del vertido, el equivalente de unos 50,000 millones de libras.

Miles Templeman, director del Institute of Directors, que representa a empresarios británicos expresó el temor de un efecto contagio. "Existe el peligro de que esto se convierta en un tema de empresas británicas y perjudique a otras empresas británicas", estimó en el Financial Times.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces