Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Junio 15, 2010

Obama prometió que el derrame de petróleo será detenido

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, intentó tranquilizar a los estadounidenses al afirmar que el derrame de petróleo en el Golfo de México, que ya lleva casi dos meses, será detenido, pero advirtió que el impacto económico será sustancial y permanente.

Tras reunirse con funcionarios de su gabinete en la Casa Blanca, manifestó que detener la fuga de crudo “puede tomar algún tiempo y requerir muchos esfuerzos, pero estoy absolutamente seguro de que, como hemos hecho antes, podremos hacer frente a esta crisis”.

Obama ha estado bajo presión porque no ha mostrado estar suficientemente involucrado en el esfuerzo por dar respuesta al vertido. De acuerdo con un sondeo de ABC News y el Washington Post, el 69% de los encuestados tienen una mala opinión sobre la reacción del gobierno.

Los autores de la encuesta comparan esa cifra con el 62% de opinión negativa que obtuvo el gobierno de George W. Bush dos semanas después de que el huracán Katrina devastó el sur del país, en agosto de 2005, y dejó un saldo de 1,500 muertos.

El 73% de los encuestados consideran que el derrame es “la mayor catástrofe ambiental”. Hace un mes, sólo el 55% pensaba eso.

Por lo pronto, la empresa British Petroleum (BP) planea duplicar a 20 mil barriles por día la cantidad de crudo que captura de su pozo dañado en el Golfo de México. El crudo es canalizado a un buque.

El almirante Thad Allen, de la Guardia Costera, expresó que el combate al impacto en el medio ambiente durará años. “Ya no estamos tratando con un enorme y monolítico derrame. Estamos lidiando con cientos de miles de manchas de petróleo que se van en muchas direcciones”, afirmó. Además advirtió que un huracán u otra condición climática severa en el Golfo de México podrían obligar a suspender los esfuerzos por contener el derrame. “Es una campaña larga y vamos a estar tratando el problema en el futuro inmediato”, agregó.

El vertido ya ha obligado a cerrar valiosas zonas de pesca y afectó la forma de vida de muchos residentes. Además, cientos de aves han sido recogidas por equipos de rescate de la vida silvestre en los estados costeros, entre ellos Alabama, Florida y Misisipi.

De las 820 aves halladas, 597 estaban muertas y 223 visiblemente cubiertas de petróleo, aseveraron funcionarios, entre ellas el pelícano pardo, símbolo de Luisiana.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces