Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Junio 21, 2011

Argentina • Movimiento Campesino Indígena denuncia persecución y criminalización

Dos líderes campesinos del Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI) de Argentina fueron detenidos en la provincia de Santiago del Estero, en los últimos dos días. Simultáneamente, se expidió la orden de detención contra otros 12 dirigentes. El movimiento denuncia la persecución política que vienen sufriendo, la cual se considera parte de un proceso de criminalización.

El día 6 ocurrió la primera detención, de Alcides Santillán, puesto en libertad a la tarde. Poco después, a la noche, Rafael Martín Galván fue detenido bajo la acusación de amenazas a Hortensia Policarpio de Valderrama. El movimiento presentó una solicitud de libertad para los compañeros, pero no obtuvo respuesta del juez que expidió la orden de detención, Tarchini Saavedra.

Para completar la ofensiva, el 4º juzgado criminal de la capital de la provincia (también denominada Santiago del Estero) expidió, el día seis, una orden de detención contra los militantes Ángel Strapazzón, René Santillán, Javier Santillán, Lino Santillán, Deolinda Carrizo, Hugo Carrizo, Gustavo Carrizo y otros cinco. Son acusados de asociación ilícita, daños, usurpación y portación de armas de guerra.

En el comunicado, el MNCI afirma que la policía y la justicia de Santiago del Estero están utilizando “procedimientos fuera de la ley y maniobras que recordamos desde los tiempos de la dictadura y del juarismo” para intimidar a los campesinos.

En entrevista con la radio Mundo Real, una de las militantes acusadas, Deolinda Carrizo, resaltó que la persecución está motivada por productores de soja, que quieren ocupar cada vez más tierras, desalojando a familias campesinas. Las órdenes se basan en una denuncia de la Sociedad Julián Hnos., empresa que se reconoce como propietaria del campo La Flor, en disputa territorial con familias campesinas de la región. Ella contó también que el juez Tarchini Saavedra ya emitió resoluciones semejantes contra los militantes, una de ellas la semana anterior. Deolinda subrayó que el MNCI, que congrega a 50 organizaciones, se constituyó hace 20 años y ya es reconocido nacional e internacionalmente, siendo éste uno de los motivos de la persecución. Para ella, no es casualidad el hecho de que los acusados sean algunos de los más importantes dirigentes del Movimiento.

El MNIC estima que, en los últimos diez años, por lo menos 200,000 familias fueron expulsadas del campo como consecuencia de las actividades del agro-negocio.

La coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (Cloc) y Vía Campesina manifestaron su solidaridad con el Movimiento Nacional Campesino Indígena. En un pronunciamiento, exigen el fin de la criminalización de los campesinos argentinos, así como la penalización de los acusadores, “que construyen falsas pruebas y acusaciones infundadas hacia las y los compañeros del MNCI”.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces