Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Junio 19, 2012

Ídolos de barro en la política mexicana

Hace unos días; mientras escuchaba a algunas personas hablar sobre la tristeza nacional por la que atraviesa actualmente la sociedad mexicana, recordé la letra de una canción que dice “que bonito es vivir cuando tienes todo el poder, pero cuando caminas entre vidrios y te duermes entre muertos la vida no es igual”. Estuve reflexionando sobre la verdad tan profunda y amarga que encierran estas palabras.

En México, nadie mejor para dar testimonio de esto que las miles de víctimas de la llamada guerra contra el narcotráfico y los millones de mexicanos que viven y sufren cada día la violencia, la inseguridad, la impunidad y la pobreza, entre otras cosas, que se generan no solamente a partir del crimen organizado, sino también que emanan desde los tres niveles de gobierno de este país.

Sesenta mil muertos, más de diez mil desaparecidos, cincuenta millones de pobres, cientos de feminicidios sin aclarar, decenas de periodistas asesinados impunemente, exonerados de toda culpa los responsables del incendio en una guardería en la que murieron cuarenta y nueve niños, etc. Lo anterior no son los encabezados de algún periódico sensacionalista, es tan sólo una parte de la lista negra de pendientes que está dejando el Presidente Felipe Calderón en el final de su sexenio.

Existe un abismo preocupante entre el sentir de un pueblo que se desangra y clama por justicia y la percepción que tiene de esta realidad la clase política mexicana. El primer mandatario continúa responsabilizando en gran medida a su vecino país del norte por la violencia producto del narcotráfico, a la vez que afirma en cada ocasión que México es un país seguro, donde reina la democracia, la prosperidad y la justicia, y por lo tanto la enorme cantidad de protestas que se dan a lo largo de toda la república nada tienen que ver con él ni con su gobierno.

Tal discrepancia entre ambas partes no es cosa nueva, es la historia que se repite social, política y económicamente en cada sexenio. Será que la silla presidencial y los puestos de poder producen efectos secundarios, como sordera, alucinaciones, insensibilidad y ceguera, o quizás tienen razón quienes piensan que los políticos profesionales no se conmueven con nada, y que carecen naturalmente de la capacidad de situarse por un momento en los zapatos de los menos favorecidos.

En junio de 2011, el movimiento por la paz con justicia y dignidad, liderado por el periodista y escritor Javier Sicilia, se reunió en diálogo abierto con el mandatario Felipe Calderón para exponerle los testimonios y peticiones a viva voz de algunos familiares de víctimas que han sido asesinados o están desaparecidos, así como su exigencia de un cambio radical en el sistema de combate a la delincuencia organizada. El mismo acto se repitió hace unos días, entre dicho movimiento y los cuatro candidatos a la presidencia de México en las elecciones del próximo mes de julio. Lamentablemente, en ambos casos el resultado fue el mismo; tanto el presidente como los cuatro aspirantes se mantuvieron en un trillado y frío protocolo político, con respuestas carentes de contenido, de humanidad y sin un real compromiso ciudadano. Ante tal actitud es difícil no pensar en el asombroso parecido entre estos “ilustres servidores públicos” y los ídolos de barro que tienen oídos pero no escuchan, ojos pero no ven, corazón pero no sienten.

Resulta claro que las necesidades de la actual sociedad mexicana han superado por mucho el modelo político que se ha seguido por más de ocho décadas y que hoy es definitivamente obsoleto. Ojalá que la próxima administración lo entienda así y establezca los cimientos para el verdadero proceso de el cambio. Y, sobre todo, que en un futuro cercano los habitantes de este hermoso país no tengan que volver a preguntarse si sus gobernantes saben si “sangre” se escribe con “z” o con “s”.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces