Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Junio 18, 2013

Raitero System de Chicago roba a trabajadores vulnerables

Un hombre buscando empleo escuchó de un trabajo en una bodega en Joliet, una ciudad al sur de Chicago. El lugar estaba perfecto, él vivía en Joliet. Pero cuando aplicó para trabajar para la agencia de empleo temporal que contrataba para la bodega, le dijeron que necesitaba ir a Chicago y tomar un transporte a Joliet mediante un raitero, o chofer de van, por $8 al día, de otra manera no obtendría el trabajo. Así que temprano cada mañana él manejaba a Chicago, esperaba a que una van lo levantara a él y otros trabajadores, lo llevaran de regreso a Joliet, trabajaba todo el día, tomaba la van de regreso a Chicago y finalmente, conducía de regreso a Joliet donde vivía.

El mundo de las bodegas empacadoras en Chicago básicamente está controlado por raiteros. Si los trabajadores no pagan el viaje con un raitero, a menudo no tienen trabajo.

El sistema raitero funciona de la siguiente manera: las compañías grandes emplean agencias temporales que los abastezcan de trabajadores. A cambio, las agencias temporales dependen de raiteros para reclutar y transportar a sus trabajadores, así como entregar pagos. Esto le ahorra a las compañías y agencias temporales dinero y tiempo. Aunque se supone que los raiteros no tienen conexión alguna con las agencias temporales, los trabajadores cuentan una historia diferente. Ellos reportan que los raiteros manejan las solicitudes de empleo, coordinan los horarios de trabajo, los transportan y les entregan sus cheques de pagos, en esto se cobran tarifas ilegales.

Anteriormente las agencias temporales contrataban raiteros directamente y recuperaban el costo sacándolo del pago de los trabajadores, pero desde 2006 Illinois hizo ilegal que las agencias temporales cobraran a sus empleados por el transporte o los refirieran a choferes que les cobraran. Como intento de resolver el problema, el estado creó otro. A veces los raiteron llenan las camionetas mucho más de su capacidad total, otros trabajadores han reportado que su chofer los transporta en estado de ebriedad. Cuando se pierden los cheques, el trabajador rebota entre la agencia de empleo temporal y el raitero. Ambas partes le echan la culpa al otro y evaden la responsabilidad. El trabajador es el que pierde.

Cuando le pagan a los trabajadores, son obligados a cobrar su cheque en un establecimiento de cambio de cheques, aunque algunos de ellos tengan cuentas bancarias. El raitero escribe cuanto de debe deducir de cada cheque por cargo del transporte. El establecimiento cobra sus propias tarifas por hacer efectivo el cheque, y a veces el trabajador sale perdiendo. Sumando todas las cuotas los trabajadores llevan a casa mucho menos que el salario mínimo.

De comienzo a fin, el sistema raitero explota a la población vulnerable. Debido a que el sistema está quebrantado, las agencias temporales pueden cobijarse bajo políticas de la compañía e insistir que son inocentes. Cuando los trabajadores enfrentan el asunto con ciertos comportamientos, los raiteros los pueden referir a la agencia o simplemente dejar de buscarles trabajo. Debido a su estado de indocumentados, muchos trabajadores tiene menos opciones y simplemente elijen seguir trabajando en un sistema de empleo abusivo.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces