Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Junio 3, 2014

Organizaciones protestan en contra de Monsanto

monsanto
El 24 de mayo se llevó a cabo la Tercera Marcha Global en contra de Monsanto en más de 50 países, donde cientos de miles de activistas de todo el mundo se unieron, haciendo un llamado al boicot permanente a los Organismos Modificados Genéticamente (GMOs) y agroquímicos dañinos. Los manifestantes pidieron por la transparencia en los alimentos, para que termine la corrupción de los alimentos corporativos, y por una transición hacia una agricultura local, orgánica y sustentable. Las marchas se llevaron a cabo en los seis continentes, con eventos en más de 420 ciudades. En los Estados Unidos hubo protestas en 47 estados.

Los GMOs ahora han sido parcialmente prohibidos en Austria, Bulgaria, Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Japón, Luxemburgo, Madeira, Nueva Zelanda, Perú, Sudamérica, Rusia, Francia, Suiza y Costa Rica, y actualmente tienen que estar etiquetados en 62 países.

Los organizadores de la Marcha contra Monsanto organizaron 20 marchas en México y los participantes estuvieron muy complacidos con los resultados. En México la preocupación es que el maíz modificado genéticamente contamine los cultivos de maíz indígena, así como la inmensa cantidad de pesticidas a los que están expuestas las personas en las áreas rurales y donde se practica la agricultura.

Los GMOs fueron aprobados para consumo humano en 1995. Monsanto, junto con sus aliados, producen semillas, productos y herbicidas con biotecnología, con el propósito de mejorar la productividad de las cosechas, reducir los costos de la agricultura y producir comida de mejor calidad para el consumo humano y animal.

Pero hay estudios que apuntan a que los GMOs son una fuente de riesgo para la salud, con efectos colaterales como el daño a los órganos, esterilidad, defectos de nacimiento, condiciones auto inmunes, alergias y cáncer. Estas razones han creado cada vez más interés en el boicot hacia Monsanto.

Como propuestas, la expansión de los mercados locales y jardines comunitarios, no sólo controlan la calidad de los alimentos, sino que también promueven una mejor forma de vida. Ayudan a asegurar los alimentos, ya que los vecinos pueden alimentarse ellos mismos, y se pueden usar lotes y tierra que no tengan uso. Además los vecinos se conocen entre ellos y se cuidan entre sí. Los beneficios de seguridad para la comunidad al tener jardines urbanos van más allá de los beneficios a la salud.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces