Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Junio 3, 2014

Roya del café pone en peligro las plantaciones y miles de puestos de trabajo en Centroamérica

Durante años, la pequeña parcela de plantas de café de Hernán Argüeta pareció inmune al hongo que se propagaba por el resto de Centroamérica. La enfermedad transmitida a través del aire que daña las plantas de café, manchando sus hojas y ocasionando que se marchiten y caigan, no logró hacer mucho daño en las frías alturas de las montañas de Guatemala. Pero el clima cambió. Las temperaturas aumentaron en las tierras altas y las manchas amarillentas se esparcieron en las plantas de Argüeta.

Desde que se detectó la tendencia del calentamiento en 2012, el agricultor, de 46 años, dijo que su familia pasó de recolectar mensualmente una docena de sacos de 45 kilogramos (100 libras) de granos de café a sólo cinco. Ahora, Argüeta está entre los miles de caficultores de la región que luchan contra el hongo llamado “roya del café”. Pero al no existir una cura contra el hongo, y al esperarse que las condiciones climáticas favorezcan su propagación, se están preparando para una batalla dura y larga con el fin de sobrevivir. Argüeta, al igual que muchos agricultores, está reemplazando sus antiguos árboles con nuevas plantas de café que resistan mejor la roya, y podando los árboles existentes con la esperanza de que brote follaje nuevo.

La roya del café atacó por primera vez a Centroamérica en la década de 1970. Durante varias décadas, los cultivadores del grano simplemente hacían frente a la plaga y a la disminución en el rendimiento. Pero al extenderse la roya a las tierras altas, el problema exigió acción. El año pasado, Guatemala declaró una emergencia nacional, y funcionarios calcularon que la roya había afectado 70% de los cultivos del país. En el vecino El Salvador, la tasa de infección es de 74%, según la Organización Internacional del Café (ICO por sus iniciales en inglés), con sede en Londres. En Costa Rica la afectación es de 64%; en Nicaragua de 37% y en Honduras de 25%.

La propagación de la roya ha motivado que los productores adopten nuevas medidas, como aumentar la práctica de podar toda la vegetación afectada de los árboles con la esperanza de que crezca con mayor energía. Además están utilizando fungicidas e instalando cubiertas que proporcionen sombra, lo cual parece ayudar a que se mantenga a raya al hongo. La roya también ha golpeado el sureste de México, que produce mucho del café que crece a la sombra en la región, y donde el gobierno está encabezando un proyecto amplio de replantación.

Debido a que el hongo se propaga tan fácilmente, las medidas de precaución deben ser aplicadas por todos, o una finca infectará a la siguiente. Con muchos poblados rurales que dependen de la producción de café, analistas temen una pérdida generalizada de empleos. La Asociación Nacional de Café de Guatemala, conocida como Anacafé, dice que se han perdido cerca de 100,000 empleos directos relacionados con el grano. La ONU está proporcionando ayuda alimentaria de emergencia a 14,000 hogares guatemaltecos que han perdido ingresos por la roya.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces