Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Junio 16, 2015

Bajo el slogan #NiUnaMenos se realiza multitudinaria marcha en Argentina contra la violencia de género

La convocatoria corrió como reguero de pólvora por las redes sociales. El asesinato de una niña de 14 años embarazada a manos de su novio fue el detonante que se sumó a las crudas estadísticas: según la ONG Casa del Encuentro, cada 30 horas muere en Argentina una mujer víctima de la violencia de género. En el año 2014 hubo un total de 277 femicidios, y todo hace pensar que ese número se superará con creces este año.

Por eso, usando el hashtag #NiUnaMenos, un grupo de periodistas de la ciudad de Buenos Aires especializadas en temas de género hicieron circular la propuesta de realizar una manifestación frente al Congreso Nacional argentino, el pasado 3 de junio, para pedir la reglamentación de leyes que penen más duramente a los hombres que maten a sus esposas, novias o amantes.

El evento fue totalmente exitoso, ya que 200 mil personas se congregaron frente al Parlamento: mujeres, pero también hombres, familias enteras y personalidades de la cultura, el deporte y la política. Saltando cualquier tipo de afiliación política, el reclamo fue acompañado tanto por el derechista gobierno de la ciudad de Buenos Aires, a cargo del alcalde Mauricio Macri, como por el Gobierno nacional de Cristina Kirchner.

“El femicidio es la forma más extrema de esa violencia y atraviesa todas las clases sociales, credos e ideologías: Pero la palabra ‘femicidio’ es, además, una categoría política, es la palabra que denuncia el modo en que la sociedad vuelve natural algo que no lo es: la violencia machista. Y la violencia machista es un tema de Derechos Humanos”, afirma la proclama que un grupo de actores leyó pasadas las 18 horas, que asegura que “el femicidio no es un asunto privado, es producto de una violencia social y cultural que los discursos públicos y de los medios vuelven legítima”.

Los manifestantes también exigieron garantías para la protección de las víctimas de violencia y para su acceso a la Justicia, con atención de personal capacitado para recibir las denuncias; patrocinio jurídico gratuito para las víctimas durante todo el proceso judicial; y la creación de más Hogares/Refugio en la emergencia, y subsidio habitacional, con una asistencia interdisciplinaria desde una perspectiva de género.

Por otra parte, el reclamo que nació en la capital se replicó con fuerza en las provincias. En Santa Fe, Córdoba, Formosa, Entre Ríos, Rosario y las ciudades de Bariloche, Bahía Blanca y Mar del Plata la convocatoria también fue masiva. En esos lugares la gente se aglutinó en las plazas centrales. “Ni una mujer asesinada más por violencia de género” fue la consigna que se escuchó a lo largo y ancho del país.

La marcha se extendió también a Chile y Uruguay, donde miles de personas se congregaron frente a los parlamentos de sus países para reclamar el fin de la violencia machista.

El gobierno de Cristina Kirchner recogió enseguida la demanda social y, a los cuatro días de la multitudinaria protesta, anunció la creación de la Unidad de Registro, Sistematización y Seguimiento de femicidios y de homicidios agravados por el género, que ya comenzó a funcionar bajo la órbita de la Secretaría de Derechos Humanos.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces