Declaran inconstitucional el juramento a la bandera

En una acción catalogada de “ridícula” por el presidente George W. Bush, un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de San Francisco declaró inconstitucional el juramento de lealtad a la bandera de Estados Unidos porque el segmento que evoca a Dios viola la cláusula constitucional de separación entre la Iglesia y el Estado.

Por su parte, el Departamento de Justicia evalúa las acciones a tomar para buscar un remedio legal; y el Senado federal aprobó en votación 99-0, con un senador ausente, una resolución condenando la decisión.

No obstante, las reacciones de condena al fallo no fueron unánimes. La Unión Americana por las Libertades Civiles (ACLU) indicó ayer que el dictamen es “correcto y consistente con los dictámenes recientes de la Suprema Corte, que han invalidado eventos relacionados con oraciones en escuelas”.

“Estados Unidos, con más de 1,500 religiones diferentes y cerca de 360 mil iglesias, mezquitas y sinagogas, es la nación más diversa del mundo porque — no permitimos que el gobierno se enrede con la religión”, manifestó la ACLU, a través de un comunicado de prensa. Y agregó: “Las escuelas pueden y deben enseñar tolerancia y civismo, pero no debe de favorecer una religión sobre otra, o una creencia sobre otra”.

El asesor legal agregó que probablemente este asunto sea analizado por la Suprema Corte en uno o dos años. El Tribunal de Apelaciones recordó la decisión de la Suprema Corte que prohibió a los estudiantes las invocaciones religiosas en ceremonias de graduación.

Grupos ateos aplaudieron el fallo y recordaron que la frase “bajo Dios” se añadió en 1954, en plena Guerra Fría, para diferenciar a Estados Unidos de las naciones comunistas no creyentes, personificadas por la entonces Unión Soviética.