Una de las dificultades de estar en el Medio-oeste es que hay pocos Latinos formando parte de la toma de decisiones. Es asombroso ver como los dineros destinados a “ayudar’ a los Hispanos son generalmente administrados por no-Hispanos.

Aún no comprendo como la evaluación de necesidades y las pautas de acción en la mayoría de los casos son formuladas alejados de la gente que requiere la asistencia. Estoy tratando de aprender este proceso, porque creo que a muchos Latinos como yo, nos gustaría ser de servicio para nuestra comunidad y por lo tanto para la comunidad en general.

Sin embargo, tengo dificultad en entender como mucha de la gente bilingüe contratada en ciertas posiciones, no es bicultural, por lo tanto es difícil para ellos comprender a quienes se están dirigiendo.

Tal vez los latinos no participan porque no han sido invitados, o puede ser que no se sienten parte de la comunidad general. No estoy juzgando lo que se ha hecho, solo digo que ya es hora de que algunos latinos empiecena participar.

Uno de los lugares de los que he estado escuchando es por ejemplo, La Casa de Amistad, en South Bend. Quien está dirigiendo el lugar? Quien hace las contrataciones y cuál es la imagen Latina que se presenta a través de la organización? Mucha gente ha contribuido y apoyado en este lugar y pregunto: quien ha estado dirigiendo La Casa todos estos años? Qué intereses hay detrás de este esfuerzo?

Así mismo se han venido presentando preguntas acerca de una donación de 10 millones de dólares a las Fundaciones Comunitarias de Elkhart y LaGrange. La donación lleva en funcionamiento un año y siete meses bajo el nombre de Learning Genration Initiative. Sin embargo, la mayoría de la gente latina que se debe beneficiar de la donación en el Condado de Elkhart no sabe nada acerca del dinero o la operación del mismo. No hay latinos en su junta directiva que puedan ‘interpretar’ esta situación.

Yo les animo a que averigüen acerca de las organizaciones que trabajan para los Latinos y que estén allí más que para las recepciones, los open house, y los encuentros folclóricos.

Los Latinos en esta área son mucho más que folklor, ellos representan una creciente comunidad que está social y economicamente activa. En ella se encuentra suficiente gente educada y otros a quienes la vida les educó.

Creo que la comunidad merece saber lo que ocurre. Es una tarea cívica conocer acerca de la vida que nos rodea. Si lo convertimos en nuestra forma de vida, evitaremos que otros nos lleven a acciones indeseadas que van desde impuestos hasta la guerra. Por lo tanto, empiece a hacer preguntas, vincúlese al diálogo y sea parte de las soluciones.