Cuando era niña me decían que tuviera cuidado al dirigirme a los adultos, porque uno debía ser respetuoso. Ahora que soy adulta me dicen que estar en desacuerdo con el gobierno es no ser patriota. En medio de todo esto se me ha dicho varias veces que debo estar conforme con lo establecido, callarme y ser amable. Aún no he aprendido la lección.

También he escuchado comentarios como, “ Elegimos a los que nos representan y ellos saben más” !!!? No creí en esas afirmaciones de niña y tampoco voy a aceptarlas ahora.

Creo que la mayor parte del tiempo estamos recibiendo la clase de propaganda que la gente influyente quiere que veamos. Además, creo que ya es tiempo de que verdaderamente prestemos atención a las voces de los pobres de todos los sitios del mundo.

Algo debe estar tremendamente mal si cada día vemos más gente pobre y más ricos. Tales situaciones de injustica solo pueden traer violencia. Si en los Estados Unidos podemos seguir hablando de las ‘crisis’ en otras latitudes y a pesar de ésto podemos ir a casa, ver television, cenar e irnos a la cama, entonces; o no estamos recibiendo la información veraz acerca de los conflictos o hemos decidido que no nos importa. Después de todo, si el problema es tan grande, entonces vivamos felices con lo que tenemos y ‘oremos’ y esperemos que les vaya bien.

Citaré a Walter Lippman que esccribió :” Las noticias y la verdad no son la misma cosa”. Nos atreveremos a conocer la verdad? O mejor decidimos que afecta mucho nuestra forma de vida?

Si con nuestros votos hemos elegido un gobierno, lo hemos financiado con nuestros impuestos y estamos pasivos ante sus acciones, no significa ésto que los estamos respaldando? No tenemos algo de responsabilidad en sus acciones?

Estamos tan acostumbrados a movernos en un mar de desinformación, que incluso nuestros instintos naturales se han adormecido ante la realidad. Ya no podemos leer las señales en las caras de las gentes, o en los ríos, el mar y el aire.

La semana pasada leí acerca de los pelícanos blancos en Dakota del Norte. Cada año ellos llegan por miles para la temporada de apareamiento. Como de costumbre, después de haber llegado este año se han desaparecido, dejaron sus nidos, los polluelos y los huevos, y se marcharon.

No hay mortecinos, ni indicación de envenenamiento o de amenaza aparente, pero se han ido. También las Tortugas grandes en Goshen se están alejando del río y de su medio ambiente.

Ellos son ‘animales’; y leyeron algo que nosotros no leemos.

Se siente usted como un ‘animal superior’? Puede leer las señales. o continúa creyendo todo lo que oye?

Si los animales deciden actuar, que deberíamos hacer nosotros, los ‘animales superiores’?