Extranjeros con visa de trabajo de E.U. deben renovarlas afuera

Siempre que salgan de territorio estadounidense, deben legalizarse nuevamente en sus respectivos países, anunció el Departamento de Estado.

El portavoz Richard Boucher dijo que en el pasado, los tenedores de visas de trabajo que viajaban a sus países de origen podían renovarlas antes de partir de Estados Unidos.

La razón para el cambio, indicó, es que las embajadas estadounidenses tienen mayor capacidad para entrevistar y tomar huellas digitales al creciente número de solicitantes de visas que las oficinas gubernamentales de Estados Unidos.

``Esa gente puede estar el tiempo que desee. Pueden partir cuando deseen’’, agregó Boucher. ``Pero cuando desean regresar, en vez de obtener una visa por adelantado, tendrán que obtenerla en el extranjero en una de nuestras embajadas y consulados, y luego regresar’’.

Esta medida, que entrará en vigor el 16 de julio, es el resultado de una serie de acciones que ha estado implementando el gobierno federal en los últimos años, luego de los ataques terroristas de 2001, informó Stuart Patt, vocero consular del Departamento de Estado.

Patt agregó que ello implica que cada uno de los profesionistas o estudiantes que vivan en el país, y que tengan que renovar sus visas y permisos de trabajo, deberán dejar sus huellas dactilares, hacer entrevistas privadas con oficiales consulares, corroboración de datos proporcionados y toma de fotos digitales, entre otros procedimientos.

“Eso no significa que el trabajador deba solicitar y/o recoger su visa en su país de origen, sino que puede hacerlo en cualquiera de los consulados o embajadas de Estados Unidos que estén en México o en Canadá, o en cualquier otro país

Anteriormente, los solicitantes de visas de trabajo H1B y H2B, F, o J podían hacer el trámite por medio de su abogado, sin necesidad de salir de los Estados Unidos. También podían renovar sus permisos de tránsito (I-94), que es un permiso de seis meses que otorga el Servicio de Inmigración y Ciudadanía para que los visitantes puedan permanecer en el país por ese período.

Los principales beneficiarios del servicio en Estados Unidos han sido los trabajadores extranjeros en las industrias de computadoras y tecnología. Boucher indicó que casi 50 por ciento de los solicitantes han sido de la India. Otras cinco principales nacionalidades son: japoneses, chinos, británicos y surcoreanos.

Más de 50.000 personas de unos 60 países tuvieron procesamiento de visas el año pasado, agregó Boucher.