Corte falla que es obligatorio dar el nombre a un policía

La Suprema Corte de Justicia dio la victoria a las agencias policiales y a las organizaciones médicas de administración de la atención médica al fallar que se debe dar el nombre a un policía que lo pida y que los pacientes no pueden reclamar por negligencia en los tribunales estatales a los HMO, como popularmente se conocen esas organizaciones médicas.

Por 5-4 votos, el alto tribunal dictaminó que nadie tiene el derecho constitucional a negarse a revelar el nombre o la identidad a la policía y que, por tanto, las autoridades pueden arrestar o penalizar a quien se niegue a identificarse.

De este modo, el Supremo federal sostuvo el fallo de la Suprema Corte de Nevada a favor del castigo impuesto por la policía de ese estado a Larry Hiibel, quien tuvo que pagar una multa de 250 dólares por negarse a revelar su nombre y presentar pruebas de su identidad a las autoridades que lo detuvieron en una carretera rural de ese estado.

Grupos defensores de los derechos constitucionales argumentaron que obligar a una persona a revelar su nombre o su identidad viola dos enmiendas de la Constitución: la Cuarta, que protege a los individuos de cateos o búsquedas irrazonables; y la Quinta, que lo protege de autoincriminarse.

Pero el máximo tribunal basó su decisión en un fallo previo de 1968 que establece que la policía puede detener brevemente a una persona, aunque no exista causa probable en su contra si considera que puede obtener información útil. Durante esas breves detenciones, la policía tiene derecho a conocer la identidad del detenido.

Las autoridades policiales sostienen que conocer la identidad de una persona es cosa de rutina y útil sobre todo en estos tiempos de combate al terrorismo.