Los Latinos, nuestra idiosincrasia y nuestros indocumentados

Por Tony Alcázar

“El lugar más caliente en el infierno, está reservado para los que no hicieron nada, en tiempos de gran conflicto moral”

Martin Luther King Jr.

El problema de la falta de unión y pobreza de los latinos comienza en nuestros países, que nunca van a salir de la pobreza mientras todos no luchemos juntos. Si algún líder tiene una buena idea, los demás no lo apoyan sólo porque no pertenece a su partido o porque no quieren que esa persona se lleve la gloria. Es más importante que la otra persona no triunfe a que el país se beneficie. Eso es no tener integridad.

En mi vida laboral fui testigo de latinos poniéndoles trabas a otros latinos para evitar su progreso. Muchos prefieren tener un jefe blanco que un jefe latino. No les gusta la idea que un latino de cierto país o incluso de otro estado progrese y lo quieren ver abajo. También vi a latinos no querer enseñar a otros su trabajo y ser egoístas especialmente con los recién llegados. Los que ya tienen papeles se creen superiores y hacen sentir mal a los que no los tienen.

Si supieran estos ilusos egoístas que nunca van a llegar lejos ni prosperar, precisamente gracias a su egoísmo. Después de muchos años de ser egoístas los despiden y tienen que comenzar de nuevo, porque no aprendieron mucho.

El universo tiene leyes que se cumplen infaliblemente y uno de estos principios es que si repartes conocimiento, te va a regresar mucho más conocimiento. Si tienes algo y lo regalas, ese vació que dejaste al deshacerte de algo, el Universo lo va a llenar con mejores cosas. Pero también funciona con lo negativo, si eres egoísta, vas a recibir mucho mas egoísmo que te va a parar el progreso. Jesús lo puso mas fácil: “Con la vara que mides, serás medido.”

La manera de alcanzar el triunfo ya existe, toda persona que lo busque lo va a encontrar, pero mientras el estereotipo del latino en Estados Unidos dé mucho que desear, el latino triunfador y sus hijos seguirán siendo latinos y esto no se puede cambiar con dinero ni con nada.

El estereotipo afecta a todos los latinos en general. Esto quiere decir que nuestra lucha tiene que ser no solo por nosotros mismos sino también por nuestro grupo étnico.

Los que somos ciudadanos o residentes legales somos indolentes ante la situación critica de nuestros hermanos indocumentados. Se están creando grupos anti-inmigrantes todos los días y hay estaciones en inglés que están creando odio hacia los latinos. Pienso que es tiempo que todos nosotros levantemos nuestra voz.

Periódicos, radios, televisión, iglesia, grupos, clubes, lideres, personalidades, todos y cada uno de los 40 millones de latinos que levanten su voz y pidan licencia de conducir para todos los indocumentados inmediatamente. Así mismo pidamos una reforma al estatus migratorio de cada uno de nuestros hermanos de cultura que están sufriendo el temor e incertidumbre por el futuro de sus familias.

Tengo un sueño latente. Que un día Los Latinos cumplamos con la intención que tuvo Dios al traernos a vivir a Los Estados Unidos: “Alcanzar la felicidad y vivir con los mismos derechos y deberes de todo ciudadano.”

Hasta la próxima.