PYOYECTO NIV

Editorial

por: Cristina Chavez

Hola, qué gusto saludarlos una vez más chavos. En esta edición de la pagina NIV, nos vamos a poner un poco románticos y en armonía con nuestros sentimientos.  Nosotros hicimos una encuesta para los chavos/as que les gustara la poesía, ya fuera si les gustaba leerla, escribirla, o escucharla.

En esta edición pondremos algunos poemas, o pensamientos escritos en papel de un autor llamado GEO . Espero que las disfruten y que les guste. Para preguntas o comentarios sobre nuestra página, favor de escribirme a mi correo electrónico Tinach_17@hotmail.com.

 

Octavio Paz

por: Cristina Chavez

Un poeta que fue y sigue siendo muy famoso es el reconocido Octavio Paz. Entre unas de sus obras están Sor Juana Inés de la Cruz o las Trampas de la Fe, Los signos de rotación y Renga, EL Signo y el Garabato, y muchos más con los que se le reconoció.

Octavio Paz Lozano nació el México, Distrito Federal, el 31 de Marzo de 1914. El era hijo único de la española, Josefina Lozano y del abogado zapatista mexicano, Octavio Paz Solorzano. El desde su juventud reunió en su personalidad y su vida, un crisol de culturas. Su afición hacia la literatura la adquirió de su abuelo paterno, Ireneo Paz Flores, un afamado periodista y un amante de los libros, que poseía une extensa biblioteca. Por supuesto Octavio, interesado en la literatura devoraba cada uno de los libros. En los años 30, Octavio fundó la revista Barandal, en la que publicó sus primeros poemas y su primer libro Luna Silvestre. El también fue el director de la revista Plural, creador de la revista Vuelta, y fundador de la revista Taller, junto con otros poetas. Solo para mencionar algunas de sus creaciones, en 1941-1942 se publican Entre la piedra y la flor, y A la Orilla del Mundo, Posdata y conjunciones y disyunciones(1971), El Signo y el Garabato (1973), y Los Hijos del Limo (1974).

Octavio Paz recibió muchísimos reconocimientos, pero para mencionar algunos de ellos. El premio Cervantes (España), el Premio Ollin Yolitztili de México, pero quizás el más importante para el fue el premio Nobel que se le otorgo en 1990. El fue el primer escritor mexicano en recibirlo, y uno entre los varios concedidos a los autores de la literatura hispana.

Octavio Paz falleció el 19 de Abril de 1998 a la edad de 84 años.

 

“Parte de mi Vida”

por: GEO

Me siento solo y abandonado, las estrellas y las sombras de la noche me acompañan en este abismo sin respuestas. Porque entender la vida, si trato de hallar respuesta en la brisa del ayer, me siento solo y abandonado y el viento me grita secretos que solo yo entiendo y en la noche es el único momento que mis fantasías se vuelven realidad.

En la noche veo a la misma mujer sentada sobre las hojas del otoño. La miro fijamente su vestimenta negra como la noche. La veo que con el silencio discute. Ella me dice que murió en algún lugar, pero el único testigo fue el viento; empieza a llover, alzo mi vista y veo las nubes pasar junto con las aves del ayer. La noche cae junto con la luna y las estrellas me abrazan. Abro los ojos y veo que estoy en un lugar lleno de todos mis sueños, que he tenido toda mi vida, veo en mis sueños mi dolor y mis sufrimientos y encuentro la paz...

Le digo a la luna, por qué mi vida me la he llevado de fracaso, derrota tras derrota, tu crees que algún día valga la pena mi vida? Porque tu sabes que la desesperación no es la mejor consejera, pero sabes hay días que no quiero despertar quiero quedarme en mis sueños donde mis temores no existen donde todo lo malo que tengo a nadie le importa. Ahí es donde yo me quiero quedar dormido y nunca despertar.

 

 

“Dolor”

por: Autor anonimo

Encerrado en este cuerpo, sin ninguna posibilidad de expresar mis verdaderos sentimientos...amor...odio...verguenza...orgullo y temor. Un vacío que llena mi corazón diariamente; débil a cualquier enfermedad, cogiendo los pedazos del hombre que fui.

Qué me queda por hacer ahora? Sanar? O simplemente desangrarme en mi amargura? Tengo ansias de morir en mis sentimientos, ser una piedra, para dejar de sentir el dolor de la derrota y la melancolía que me está matando poco a poco. He pasado por muchos caminos de espinas, tratando de encontrar un significado en esta vida, pero todo intento es en vano, termino donde empecé.

La existencia de este mundo es vana, sucia y confusa, la cual me ata a placeres carnales que desgarran “el espíritu” haciendo pensar que tengo el control de la situación, más la situación tiene el control de mí. Con alcohol en mis venas lloro a Dios y le pido una respuesta, el silencio habita, y no escucho nada. Será que Dios me está dando la espalda? O simplemente no lo quiero escuchar en su más pura expresión?

No puedo levantarme, no puedo caminar, no puedo seguir. El dolor de mi conciencia me a entumecido mis extremidades, mi espíritu y mis ganas de seguir viviendo. Estoy muerto...pero tengo ganas de vivir...vivir en donde la pureza del ser humano no sea negra y sucia.