Pelosi exige el fin de las redadas a inmigrantes

La presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, declaró que los votantes hispanos tendrán un papel decisivo en las elecciones de noviembre, y pidió al presidente George W. Bush terminar con las redadas policiales de inmigrantes indocumentados.

Pelosi  formuló sus comentarios ante la conferencia de la Asociación Nacional de Funcionarios Hispanos Electos (NALEO, por su sigla en inglés), en la cual intervinieron también otros altos dirigentes de la mayoría demócrata legislativa.

Harry Reid, líder de la mayoría en el Senado, disertó sobre el frustrado proceso de reforma migratoria, y aprovechó la oportunidad para criticar a legisladores republicanos que lo bloquearon en dos oportunidades, a Bush y al candidato presidencial de ese partido, John McCain.

Indicó que la nueva posición de McCain sobre inmigración “es tan divisiva y equivocada que se ha ganado el endoso de Tom Tancredo”, el miembro de la Cámara de Representantes más radical en su oposición a la inmigración irregular.

Pelosi dijo que los demócratas estaban realizando esfuerzos a favor de “una política de inmigración justa y humana, debido a que es crítico para la economía estadounidense, y esencial si nuestra nación quiere honrar su más altos ideales”.

“Una política humana incluye poner fin a las redadas que son injustas, ineficaces y sirven sólo de pretexto político a expensas de niños latinos y sus familias”, agregó.

En Estados Unidos hay unos 44 millones de hispanos, pero no todos ellos pueden votar.