El dirigente nacional de la CNC, Cruz López Aguilar, afirmó que PEMEX les debe mucho a los campesinos, a los ejidatarios, por lo que la CNC luchará para que no se privatice PEMEX. Lo anterior durante un mitin político del partido tricolor previo a los comicios del próximo 6 de julio, realizado en Nayarit, México. Foto Javier Hoyos / Maya

 

México en charola

Por Carlos Acosta Córdova y Alejandro Gutiérrez

MADRID.- Felipe Calderón inició su primera visita de Estado a España, el segundo mayor inversionista en México después de Estados Unidos.

El presidente mexicano viajó con la idea de impulsar la inversión de empresas españolas en los proyectos gubernamentales de construcción de infraestructura, como ya lo hizo en febrero de 2007. Por eso, en su visita dedicará tiempo a varias reuniones con organizaciones del sector privado y empresarios españoles influyentes.

Al igual que lo hizo Vicente Fox, Felipe Calderón ha reducido la relación con España a una “diplomacia de negocios”, como la denomina Montero Soler, investigador del Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS). “Las relaciones diplomáticas de los dos países parecen estar orientadas exclusivamente al tema de las inversiones españolas en México; esto, abonado por el hecho de que el gobierno de España convierte reiteradamente la defensa de los intereses de las trasnacionales en una cuestión de Estado, al igual que lo hace en el resto de América Latina”, puntualiza el catedrático.

La relación de negocios entre México y España no es recíproca. En principio porque las empresas mexicanas tienen una presencia simbólica en ese país. En cambio, en muy pocos años, México se convirtió en un paraíso para las empresas españolas. La Secretaría de Economía mexicana registra que ya hay 2,740 firmas españolas en el país. Esa cantidad es poca si se la compara con las más de 20 mil firmas estadounidenses en México, pero a España le bastan para figurar como el segundo país con más recursos invertidos en este país.

En un listado de las empresas que elaboró la Secretaría de Economía se observa que las firmas españolas se encuentran en actividades tan disímiles como insospechadas: se registran las ramas más conocidas de empresas con “más nombre”, como Telefónica (Movistar), Repsol, BBVA, Santander, Gas Natural, Unión Fenosa, Dragados, Meliá, Zara, Mapfre, Aena, OHL, CAF, Prisa y la automotriz Seat, pero hay otras dedicadas a servicios de cerrajerías, decoración de interiores, fabricación de jabones, detergentes y dentífricos; viveros forestales y muchas actividades más.

Cuando se discute la reforma del sector energético en México, las empresas españolas del ramo acechan las áreas que han estado tradicionalmente reservadas a la nación. De hecho, ya ingresaron a algunos de esos sectores gracias a que el gobierno de Fox instrumentó cambios legales que dieron vuelta la Constitución y les permitieron encabezar la administración de recursos como al gas, la electricidad y las energías alternativas, como lo hacen Repsol, Gas Natural, Iberdrola, Unión Fenosa y Endesa, entre otras.

Al igual que Fox, Felipe Calderón ha insistido en atraer sus inversiones. Desde las oficinas gubernamentales se les ofrece el paraíso, como lo hacía Bancomext ­y ahora ProMéxico ­ hace justo un año, en un seminario realizado en Zaragoza.

Allí, funcionarios del banco decían a empresarios españoles: “Vayan a México, ahí encontrarán mano de obra barata y experimentada; la proximidad con Estados Unidos los acerca al mercado más grande del mundo; es una ventaja el idioma común y las culturas de trabajo similares. Todo es más barato: la electricidad, a 6 centavos de euro el kilowatt por hora; el agua, 1.44 euros por cada mil litros; el gas, a 8 centavos de euro el metro cúbico. Además, encontrarán bajos impuestos y bajos costos de arrendamiento y construcción. Y lo mejor: salarios básicos de apenas 95 centavos de euro por hora; prestaciones sociales a 77 centavos la hora, y seguridad social a 31 centavos de euro por hora”

Éste es el tipo de promoción que, previsiblemente, harán en España Felipe Calderón y sus acompañantes.

 

Canadá, poderoso foco de atracción para los inmigrantes

Espantados por la ola de redadas y el clima anti-inmigrante en Estados Unidos, muchos indocumentados han decidido huir hacia el norte. Una ciudad canadiense fronteriza con Detroit, Michigan, se ha convertido desde hace 10 meses en un imán para los inmigrantes que están llegando a pedir asilo.

Se trata de Windsor, en el condado de Essex, provincia de Ontario, una ciudad de aproximadamente 218 mil habitantes que, según su alcalde, Eddie Francis, está experimentando un nuevo fenómeno migratorio desde agosto de 2007.

Desde entonces y hasta finales de mayo de este año, 1,300 personas han llegado a esa ciudad en busca de refugio debido a la difícil situación que enfrentan los indocumentados en Estados Unidos, comentó Francis durante una reciente presentación ante un grupo de periodistas en el John Jay College, en la ciudad de Nueva York.

“Los que recientemente han solicitado el asilo son ciudadanos mexicanos (32%) y haitianos (68%), que habían vivido y trabajado por largo tiempo en Estados Unidos, principalmente en Florida, que no tienen estatus migratorio legal y que tuvieron que dejar sus casas debido a las restricciones contra los inmigrantes indocumentados”, expuso el alcalde.

Windsor, señaló Francis, es una ciudad con larga tradición de recibir bien a los inmigrantes. El 23% de los residentes de Windsor han nacido en el extranjero, principalmente de China, India, Filipinas, Pakistán y Estados Unidos. En esta ciudad se hablan más de cien idiomas y el 85% de la población domina el inglés.

Según el funcionario, los beneficios de la inmigración han sido amplios.

“La inmigración ha hecho de Windsor la segunda ciudad de más rápido crecimiento en Ontario; es la cuarta ciudad del país con mayor proporción de residentes nacidos en el extranjero y cada año le damos la bienvenida a aproximadamente 2,500 inmigrantes”, comentó.

Sobre la idea de que los inmigrantes dañan la economía y hacen perder dinero al gobierno, el alcalde dijo que, por el contrario, los inmigrantes contribuyen positivamente al crecimiento económico y son ellos quienes menos solicitan asistencia pública.

Aseguró también que es falso que los inmigrantes quiten los trabajos a los canadienses, generen el desempleo para los residentes locales y deprecien los salarios.

“Por el contrario, la economía ha crecido durante los períodos de más alta inmigración, ya que muchos inmigrantes crean fuentes de empleo al iniciar compañías e invertir capital”, dijo.

En 1998 los inmigrantes invirtieron más de 437 millones de dólares en negocios.

Debido a que la tasa de nacimientos y la edad laboral disminuyó en Canadá, los inmigrantes se han convertido en la estrategia de mercado más importante para obtener fuerza laboral, dijo Francis.

En 2005 la ciudad creó la Oficina de Diversidad y Accesibilidad, así como un portal en Internet (http://immigration.windsor-essex.info) para ayudar a los inmigrantes a tener acceso a servicios de salud, vivienda y educación.

La ciudad también estableció la “línea del idioma” para asistir a los inmigrantes que no entienden inglés, así como las líneas telefónicas 211 y 311 para ayudar a los inmigrantes a obtener servicios públicos.

Los servicios municipales, dijo el alcalde, se ofrecen en cinco idiomas: inglés, francés, español, alemán y árabe.

“Ofrecer todos estos servicios es una inversión, ya que los inmigrantes contribuyen a la comunidad de manera significativa y numerosa”, agregó.

Europa: Leyes más duras para los indocumentados

El Parlamento Europeo aprobó nuevas normas para expulsar a los inmigrantes ilegales del bloque, pese a las protestas de algunos países latinoamericanos, grupos izquierdistas y activistas de derechos humanos.

El endurecimiento de las medidas contra los indocumentados va acompañado del cambio general de la opinión pública y oficial contra ese sector al que se le acusa, entre otras cosas, del aumento de la delincuencia violenta.

Además, a ese sentimiento de inseguridad pública en algunos países se suma la crisis económica cada vez más grave. Esto provoca que muchos gobiernos de la Unión Europea se sientan presionados a adoptar medidas draconianas para proteger los intereses de sus trabajadores.

Conforme a las nuevas directrices, aprobadas ya por los gobiernos de la Unión Europea, los indocumentados podrán permanecer detenidos hasta por 18 meses antes de ser expulsados. Los países del bloque deberán proporcionar a esos detenidos derechos básicos, incluyendo acceso a asesoría legal gratuita, y los menores no acompañados o las familias con menores deberán ser detenidas solamente como último recurso.

Algunos países latinoamericanos criticaron la medida por temor a que generen una ola de repatriaciones. Ese temor se debe en parte a que sus economías dependen enormemente de las remesas giradas por sus ciudadanos que trabajan en Europa

Una vez identificado como indocumentado por las autoridades, el inmigrante tendrá un plazo de 30 días para abandonar voluntariamente el país. Si la autoridad considera que hay riesgo de que huya o no cumpla la orden de expulsión, podrá ser detenido por 6 meses mientras es procesada su deportación.

En casos concretos, será posible una extensión de seis meses; por ejemplo, si el indocumentado se niega a cooperar con las autoridades o si su identidad debe ser verificada con el país de origen. Los expulsados podrán encarar además una prohibición de volver al bloque durante cinco años para los que no cooperen o sean considerados un peligro social.

Hasta ahora, no había una política común de la Unión Europea para expulsar a los inmigrantes indocumentados. Se calcula que podría haber hasta 8 millones de indocumentados en las 27 naciones del bloque.

 

Integrantes de la organización ambientalista Greenpeace y artistas, intelectuales y dirigentes civiles como Laura Esquivel, Fernando Rivera Calderón, y Alfonso Ramírez Cuellar mostraron su preocupación por el desabasto alimentario y la introducción de productos transgénicos a México, durante el programa “Sin Maíz no Hay país”, durante una presentación en México DF. Foto Bruno Cortés/Maya Comunicación

Crece la violencia en México

La ola de violencia que afecta a varios estados de México, especialmente al norte del país, ha cobrado la vida de 1,701 personas en lo que va de 2008, según datos extraoficiales que publicó el periódico El Universal.

Otro diario, La Jornada, informa que recientemente han ocurrido 30 muertes violentas en los estados de Sonora, Durango, Chihuahua, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Zacatecas. En la mayoría de los casos estas muertes fueron causadas por ataques relacionados con el crimen organizado.

No hace muchos días, Alfonso Padilla Olmos, el comandante de la Policía de Tránsito Municipal de Aguascalientes, fue asesinado a la madrugada en la capital del estado. Al parecer, el fallecido detectó un convoy sospechoso con dos vehículos que supuestamente habrían asaltado algunos cajeros automáticos en la ciudad y comenzó a perseguirlo.

Los criminales se percataron de la presencia del agente, lo emboscaron y lo acribillaron cuando intentaba refugiarse en una delegación de la policía. Luego lanzaron tres granadas hacia la delegación, dos de las cuales estallaron, aunque sin causar otras víctimas.

Por otra parte, en el municipio de Fresnillo, en el estado de Zacatecas, murieron una mujer y un menor de edad y cinco personas resultaron heridas en un enfrentamiento entre policías de la Agencia Federal de Investigación (AFI) y presuntos sicarios.

Se presume que los hechos comenzaron con el anuncio del hallazgo del cadáver de una persona asesinada. Cuando llegaron al lugar agentes federales, estatales y municipales, fueron sorprendidos por cinco vehículos con personas que portaban armas de uso exclusivo del Ejército, quienes abrieron fuego contra varios inmuebles.

En ese choque murieron María del Socorro Castro Sánchez, de 64 años, y el menor de edad Antonio Ávila Ávila, de 13.

La ciudad de Fresnillo cuenta ahora con presencia militar y de la Policía Federal Preventiva (PFP), así como de policías de diversas corporaciones.

Desde que asumió el cargo el 1 de diciembre de 2006, el presidente de México, Felipe Calderón, convirtió en una prioridad para el gobierno el combate contra el crimen organizado en todo el país, lo que ha motivado el despliegue de decenas de miles de soldados en las zonas más conflictivas.

El mandatario declaró que era “inconcebible” la falta de datos sobre la actuación en Estados Unidos contra las redes de narcotraficantes y pidió al vecino país mayor cooperación con México en la lucha contra el crimen organizado.

 

Análisis Global • Derechos simios

Por Isaac Bigio

El 18 de junio, el parlamento europeo resolvió aplicar duras medidas contra millones de indocumentados, que serán deportados en masa. Según Claudia Fava, coordinadora de Interior, Justicia y Libertad de los diputados socialistas europeos, esta medida crea un tipo inferior de seres humanos privados de derechos fundamentales.

Una semana después, el mismo gobierno español que patrocinó esas medidas anti-inmigrantes también logró que su cámara baja resolviera reconocer ciertos derechos humanos a los 4 grandes simios. Los chimpancés, gorilas, orangutanes y bonobos tendrán derecho a la libertad, a no sufrir experimentos, a no ser maltratados y a no ser usados en espectáculos o comercialmente. Sólo se los podrá mantener en ciertos lugares para su conservación, bajo una supervisión estricta.

En varios países ricos ya no hay delfines o ballenas en los acuarios. En Reino Unido hay una policía especializada en encarcelar a quien daña a sus mascotas. 

En la Unión Europea avanzan los derechos de los animales mientras retroceden los de varios de sus habitantes humanos.

Unión Europea es sinónimo de vergüenza

Los inmigrantes han jugado un rol clave en potenciar la economía de la Unión Europea,   ya que muchos hacen trabajos que los locales no quieren hacer. Allí viven más de 8 millones de indocumentados. Una vía para solucionar ese problema es regularizar a todos, con lo cual se quita piso a mafias, disminuye el crimen y se recolectan más impuestos.

Otra vía es querer expulsar a todos, para lo cual la Unión Europea debe invertir fortunas en más centros de detención, pasajes y actividad policial, y, lo más grave, debe coartar derechos humanos, alentar el racismo y crear un submundo clandestino masivo.

El pasado miércoles 18 el euro-parlamento aprobó seguir el segundo sendero. Con las nuevas leyes que deberán entrar en rigor en 2010 se criminalizará a los irregulares, que podrán ser detenidos por hasta 18 meses. Los menores que no estén acompañados por un adulto también podrán ser deportados, aunque hayan nacido en algunos países europeos. 

Toda una contradicción con la forma en la cual Latinoamérica siempre abrió sus puertas a los europeos que escapaban de crisis, hambrunas, guerras y persecuciones, con el ejemplo democrático que quiere dar la Unión Europea al mundo y con su propuesta de establecer el libre comercio con los Andes. 

La Unión Europea hará una ‘limpieza étnica’, y América Latina sufrirá un duro revés, pues perderá millones de euros en remesas y tendrá que lidiar con tragedias humanas y con tener que repatriar a expulsados. 

Los latinos alentaron con una carta la realización de la V cumbre UE-ALC en Lima, pero los gobiernos latinoamericanos no le dieron mayor importancia en esa ocasión al riesgo que se avecinaba. Hoy en día hay muchas protestas demoradas en las altas esferas. Sin embargo, es necesario seguir presionando, aunque la clave para minar esas medidas es conseguir el apoyo de los propios pueblos europeos.