Precios récord sobre los granos y comida encarecida

Precios récord sobre los granos y comida encarecidaNUEVA YORK- Las terribles aguas de inundación que se tragaron las cosechas en el Midwest elevaron en forma extraordinaria el precio del maíz y fríjol de soja, provocando más problemas para los consumidores en las tiendas.

Se espera un aumento en el precio de la carne de res, cerdo, pollo, incuso del huevo, queso y leche, debido a que los propietarios de animales se quedaron sin negocio. Otros se han visto forzados a sacrificar ganado, cerdos, pavos y pollos para contrarrestar los precios sumamente altos de los alimentos para animales en base a maíz.

Las inundaciones arrasaron con aproximadamente 2 millones de acres de campos de maíz y soja en Iowa, Indiana, Illinois, y otros dos estados, provocando que los precios de grano a nivel mundial se elevaran por miedo a una cosecha pequeña de maíz. El gobierno dará pronto una estimación parcial de la cantidad de acres perdidos, pero los expertos dicen que el efecto en cadena puede ser más dramático a fin de año, afectando desde los pavos de Acción de Gracias hasta los jamones de Navidad.

Rod Brenneman, presidente y jefe ejecutivo de Seaboard Foods, un proveedor de porcino en Sawnee Mission, Kansas, que cría 4 millones de cerdos al año, dijo que el alto costo del maíz ya estaba forzando a que los productores en su industria mermaran el número de animales que crían.

“Definitivamente, se está sacrificando el ganado, y esto provocará que los precios en la carne se eleven a fin de este año y comienzos del año 2009”, dijo Brenneman, quien también es vicepresidente del American Meat Institute.

Los costos para alimentar a un solo cerdo se han disparado a 30 dólares este año, debido a los precios altos de maíz y fríjol de soja, los ingredientes principales en el alimento. Al pasar ese aumento a los consumidores, se agregan quince centavos por libra al costo de la chuleta.

El panorama es similar para los criadores de ganado vacuno en Estados Unidos, quienes ahora emplean entre un 60 y un 70% de sus costos de producción en alimento. Además, esa cifra se eleva diariamente conforme los precios del maíz llegan a un precio sin precedentes de 8 dólares por costal, a diferencia de los 4 dólares que costaba el año pasado.

“Esto no es sustentable. El sector del ganado tendrá que reducirse”, dijo James Herring, presidente de Friona Industries, empresa con sede en Amarillo, Texas, que compra 20 millones de costales de maíz al año para alimentar a 550,000 cabezas de ganado.

El precio del maíz ya estaba en aumento antes de las inundaciones, pues subió en un 80% con respecto al año pasado, mientras que países en vías de desarrollo como China e India buscan grano para alimentar a la gente y al ganado. La producción de etanol por parte de los Estados Unidos, un combustible alternativo que se produce a partir del maíz, también ha elevado los precios.

Antes de las inundaciones, los productores de maíz obtenían ganancias inmensas al vender grano para alimentar animales y para usar en cereales, y como edulcorante en los refrescos y los dulces. Sin embargo una cosecha drásticamente más pequeña podría modificar el mercado.

En Iowa, el productor número uno del país, se inundaron cerca del 9% de los cultivos de maíz, lo que representa aproximadamente 1.2 millones de acres, es decir, 1.5% de la cosecha esperada en el país.

En Indiana, otro 9% de los cultivos de maíz y soja se dañó, lo cual le costó potencialmente unos 840 millones de dólares en ganancias perdidas a los granjeros, según el Director de Agricultura de Indiana, Andy Miller.

Las aguas también dañaron equipos y herramientas, anegaron los campos con suciedad y arena, y erosionaron grandes áreas de tierra. Para los propietarios de ganado y productores el daño se sentirá mucho, especialmente después de que el precio del maíz aumente de nuevo.

Aun antes de las inundaciones, Tyson Foods se quejaba de que la subida en el precio del grano los forzaría a aumentar sus costos en 600 millones de dólares este año. La compañía productora de pollo más grande del mundo ha subió sus precios el año pasado, y estima que seguirá subiéndolos, afirmó su jefe Dick Bond ante algunos analistas durante una conferencia en mayo.

Los altos precios en los alimentos para los animales eventualmente se filtrarán en los precios de la leche, queso y yogurt, ya que entre el 65 y el 75% de los costos de producción de los ganaderos lácteos son de alimentación, dijo Chris Galen, vocero del Nacional Milk Producers Federation.

Con los costos de alimentación en aumento, muchos productores de lácteos y pollos están buscando alternativas más económicas.Dan Rice, productor de lácteos en Nebraska, con 1,500 cabezas de ganado, dijo que una alternativa es comprar los productos de desecho de la producción de cereal y harina, aunque no son tan productivos cuando se comparan con el maíz.

“Si todos alimentamos con menos maíz y obtenemos menos producción, los precios en las tiendas se van a elevar”, dijo Rice, que provee leche a las tiendas de Omaha y cerca de Kansas City.

Sin posibilidades de recortar los costos, muchos productores de ganado se verán obligados a sacrificar más animales y enviarlos al mercado.

“Estamos en modalidad de supervivencia por el momento”, dijo Paul Hill, jefe de West Liberty Foods, una procesadora de pavo localizada en West Liberty, Iowa. Estima que los productores de pavo en Estados Unidos reducirán sus parvadas en un 10 a 15% a lo largo del país, un recorte que provocará un aumento significativo en los precios al consumidor.

“El costo de los pavos de Acción de Gracias y Navidad se elevará este año, quizás aún más el próximo año”, dijo Hill, que también es jefe de la Nacional Turkey Federation.

Si el precio del maíz aumentara a 10 dólares por costal, es posible que no se recuperen los costos por medio de precios más altos al detalle, según la opinión de Richard Lobb, vocero para el Nacional Chicken Council. “¿Podremos cobrar lo suficiente para recuperar la inversión? Ésa es una pregunta que nadie puede contestar porque nunca se ha hecho”, señaló.