Las parábolas bíblicas no siempre funcionan igual. En el caso de la parábola del hijo pródigo, el hijo desperdicia su fortuna, pierde todo y vuelve buscando cualquier lugarcito en la casa de su padre. El padre le recibe con los brazos abiertos y no solamente lo saluda con regocijo sino que le invita a disfrutar de la casa, los campos y todo lo que posee.

Al mirar a los inmigrantes en EU, busco señales de bienvenida de sus países de origen.

La mayoría de ellos salieron de casa pues tenián que ir a ganarse la vida en otro lugar y a muchos les fue bien. De hecho les fue tan bien, que hoy en día, al mirar la principal fuente de divisas de la mayoría de los países latinoamericanos, nos damos cuenta que ellos han estado sosteniendo su país.

Con sus dólares duramente ganados, no solo han provisto para su familia aquí, sino para sus familias extensas allá, en su lugar de origen. Como si fuera poco, sus respectivos países han creado toda suerte de programas para que los migrantes puedan participar con su dinero en el mejoramiento de pueblos, vecindarios y ciudades, ayudando a hacer lo que su país nunca hizo.

Esta es la historia del hijo pródigo al revés. Aquí no hay avisos de “Bienvenidos de vuelta a casa!”. Queremos que disfruten lo que se han ganado!. Por favor, traigan sus cosas y sus familias y les daremos un lugar de honor en la mesa nacional. Le aseguramos que haremos todo lo possible para que su vida sea más fácil!. No impuestos extra, ni limitaciones, tan solo vuelvan a casa, hijos de nuestra tierra natal”.

Las historias que escucho son bastante diferentes.

Algunos consulados no están renovando documentos, a menos que se tenga una licencia válida del estado donde reside (?). Saben ellos como se puede conseguir una? También deben pagar extra por sus pasaportes y documentos pues se toman más recursos para procesarlos aquí (?).

Y la última historia que escuché es la siguiente: Usted puede obtener aquí una licencia de conducir válida de Hidalgo, Aguascalientes, Puebla y otros estados mexicanos por la modesta suma de $250 US. La gente asignada para hacer la documentación cobra esa cifra tan alta porque debe pagar alojamiento, gastos de viaje y muchos otros costos que aumentan el valor del documento, que en otras circunstancias allá le costaría solo una décima parte del mismo.

En su esfuerzo por ayudar a la comunidad local, los “documentadores” están llevando a cabo un floreciente negocio.

Todos sabemos que las licencias de conducir extranjeras son aceptadas en EU, unicamente durante los primeros 6 meses de permanencia del individuo aquí, después de lo cual la persona debe obtener una licencia estatal.

También es bien sabido que para propósitos de identificación, la mayoría de los departamentos de policía y sistemas de tribunales aceptan la ‘matrícula’ o documento de identidad extranjero.

No entiendo por qué, cuando la gente va a sus respectivos consulados no recibe un mejor servicio que no los sobrecargue. Tampoco entiendo por qué los trabajadores comunes, cuyo único crímen ha sido venir a trabajar, tienen que pasar momentos tan difíciles por parte del gobierno de EU y de sus propios gobiernos.

Cuando habrá un tratamiento más justo para aquellos que tienen necesidad?

Animo a las organizaciones locales a investigar estos asuntos y unirse en torno a ellos.

También animo a los representantes de países extranjeros a dar mejores oportunidades y un tratamiento más justo a sus con-nacionales. Ya que ellos han sufrido más que suficiente en tierra ajena, por favor, dénles la bienvenida de vuelta a su propia casa.