Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Julio 7, 2009.

Los casos de tortura todavía son habituales en varios países del mundo

A pesar de que muchos países han ratificado los Protocolos Facultativos de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y Otros Tratamientos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, la tortura continúa siendo una práctica recurrente en todas las regiones del mundo.

Según el Informe Anual 2009 de Amnistía Internacional, casos de torturas y maltratos ocurrieron en forma generalizada en todas las regiones del mundo durante el año 2008 e inicios de este año. Según la organización, de los 157 países analizados en el Informe, 107 practicaron tortura y maltratos. De ese total, 14 son países miembros del G20.

En Brasil, por ejemplo, el informe registró operaciones policiales en comunidades urbanas empobrecidas que implicaron uso excesivo de la fuerza, ejecuciones extrajudiciales, torturas y conducta abusiva. Tal situación, sin embargo, no es exclusiva de países poco desarrollados o en desarrollo.

De acuerdo al Informe Anual, países como Estados Unidos, Alemania, España, Italia y Reino Unido continúan violando los derechos humanos con torturas y maltratos. Además, como justificación de la “lucha contra el terrorismo”, muchos países siguen aplicando prácticas de reclusión secretas, desapariciones forzadas, torturas y otros tratamientos crueles, inhumanos y degradantes.

En la mayoría de los casos de torturas, los agresores son agentes del Estado, como fuerzas de seguridad y policiales. Esto refuerza todavía más la característica de impunidad. Según el director ejecutivo de Amnistía Internacional de Chile, Sergio Laurenti, en muchos casos las víctimas continúan sin amparo porque el sistema de justicia no exige la rendición de cuentas a los agresores y no cuentan con el acceso inmediato de la representación legal.

“En muchas ocasiones, los fiscales no investigan, las víctimas tienen miedo de ser objeto de represalias si denuncian y las penas que se imponen a los culpables son muy leves. El resultado es que, en muchos lugares, la tortura se perpetuó como una cultura de impunidad”, señala.

Amnistía Internacional, a su vez, ya se dirigió a los gobiernos de varios países solicitando medidas efectivas contra la impunidad de los responsables de los delitos.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces