Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Julio 7, 2009.

Las ventajas del biculturalismo

Según un estudio de la Universidad de Carolina del Norte (UNC, por su sigla en inglés), los adolescentes hispanos que mantengan su cultura y cuyos padres se involucren más en la vida estadounidense tienen menos probabilidades de consumir alcohol o drogas y de abandonar la escuela.

En el pasado, varios estudios sobre asimilación de jóvenes hispanos inmigrantes a la nueva cultura demostraron que éstos enfrentaban numerosos obstáculos que impedían un desarrollo social y económico saludable.

“Aunque siempre ha existido esa presión, ahora encontramos que mientras más bicultural sea el joven inmigrante tiene mayores posibilidades de evitar esos factores de riesgo”, afirma Paul Smokowski, profesor de UNC-Chapel Hill.

Smokowski coordinó el estudio de 4 años para el proyecto “Aculturación y prosperidad” de UNC, financiado por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) con sede en Atlanta.

El equipo de investigadores entrevistó a 281 jóvenes hispanos, un 66% de Carolina del Norte y el resto de Arizona, de edades comprendidas entre 13 y 18 años, y la mayoría (75%) nacidos en el extranjero.

Los participantes respondieron a una serie de preguntas que trataban de determinar su estilo de vida y estado de salud mental.

“También el estudio demostró que los hijos de padres que desarrollaron una perspectiva bicultural sufren menos de ansiedad y enfrentan menos problemas sociales”, acotó Smokowski.

En la medida en que los progenitores se involucraban en las actividades escolares y sociales y tendían a comunicarse más (en inglés) con los profesores de sus hijos, menos dificultades sociales enfrentaban los adolescentes, según la investigación.

“Esto nos sugiere que tanto los jóvenes hispanos como sus padres se benefician de ser biculturales”, enfatizó Smokowski.

Para el especialista, uno de los hallazgos más importante del estudio, que se llevó a cabo en períodos separados de seis meses, fue que los hijos de hispanos nacidos en Estados Unidos y que no abandonaron su herencia también se beneficiaron mayormente de ser biculturales.

“Logran escoger lo mejor de ambas culturas y el resultado es que les va mejor en la escuela, en la sociedad y las relaciones familiares”, agregó el catedrático.

Según Martica Bacallao, coautora del estudio y profesora asistente de UNC-Greensboro, para que los padres y adolescentes reciban los beneficios de ser biculturales deben tomar “rutas opuestas” a las tendencias de su propia naturaleza.

“Los padres con raíces hispanas muy arraigadas tienen que aprender la nueva cultura y los jóvenes deben cultivar en mayor cantidad la riqueza de sus ancestros”, enfatizó Bacallao.

Los resultados de este estudio se presentarán en la edición de julio del Journal of Primary Prevention, una colaboración de UNC y CDC que busca ofrecer sugerencias para desarrollar programas de prevención y apoyo familiar para hispanos.

“Las comunidades pueden invertir en cultivar la riqueza de la cultura hispana o pagar un alto precio para ayudar a estos jóvenes a enfrentar sus problemas sociales, como abuso de drogas, alcohol o deserción escolar, que resulta en una tensión de culturización”, concluyó Smokowski.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces