Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Julio 8, 2010

En pie de paz

Por Manuel Molina Prados/CCS

El Tribunal Supremo de Estados Unidos da luz verde al derecho a poseer y portar armas “a efectos de defensa personal”, aunque ochenta personas mueran cada día por armas de fuego. Hoy, un joven de Estados Unidos tiene 12 veces más posibilidades de morir por disparo de bala que por otras causas.

En Estados Unidos, 90 millones de hogares poseen un arma de fuego. Esto es más del 50% de los hogares. La incertidumbre económica y el temor al crimen agudizan un clima de inseguridad en el país. En 2009, Estados Unidos, en plena recesión, ha visto disminuida la venta de coches, de casas, de electrodomésticos y hasta de zapatos. El único producto que sube las ventas son las armas de fuego. En enero de 2009, la venta de armas de fuego aumentó en un 28,8% en comparación con 2008. En los meses posteriores las ventas subieron entre un 15% y un 30% cada 30 días. Las tiendas de armas incrementaron las ventas casi un 40% en 2009.

Los estadounidenses llaman a este incremento “el pequeño estímulo Obama”. El día de la victoria electoral de Obama se reportaron ventas record de armas en el país. Esto se debe a que, en el pasado, el Partido Demócrata limitó el acceso a las armas de fuego, cosa que no ha sucedido y que parece que no va a suceder.

Obama ya ha calmado a la industria armamentística diciendo que “no tienen nada que temer” de su administración. Esto queda demostrado con que se trata de la única industria que no ha necesitado rescato económico alguno.

Para poseer un arma de fuego en Estados Unidos, tan sólo es necesario superar los 18 años para rifles y armas largas, típicos de caza, o 21 años para armas de mano. Sólo basta con rellenar un formulario. La tradición de Estados Unidos mantiene el principio del supuesto derecho a la autodefensa.

Otro de los récords del mandato de Obama es el aumento de casi un 5% en el comercio de armas con “países amigos”. Los principales clientes son los Emiratos Árabes Unidos (790 millones de dólares), Afganistán (5,400 millones), Arabia Saudí (3,300 millones), Taiwán (3,200 millones), Egipto (2,100 millones) e Irak (1,600 millones). El objetivo, según el Departamento de Defensa, es aumentar la seguridad de los socios de Estados Unidos.

Estados Unidos también es el principal abastecedor armamentístico de Israel. Destina aviones de combate (34 millones de dólares), helicópteros (11 millones) y misiles (10 millones). El uso de armamento estadounidense en el conflicto entre Israel y los palestinos es una violación flagrante del Acta sobre Control de Exportación de Armamento, que prohíbe el uso de armas estadounidenses para fines no defensivos. El reciente ataque a la flotilla humanitaria con ayudas a Gaza por parte de Israel es consecuencia de esa política de armar a Israel. Mientras que el mundo entero condenó el ataque, Estados Unidos solo expresó preocupación.

El gasto militar en el mundo alcanza la cifra de 900,000 millones de dólares. Esta cantidad supone casi 190 veces las ayudas comprometidas por los gobiernos para paliar la crisis alimentaria. Es hora de que Obama justifique el premio Nobel de la Paz. Este es el momento para que el mundo entero deje de disparar. Es el momento de ponernos en pie de paz.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces